¡No comas en el escritorio!

  • Conocé cuáles son los riesgos de comer sin dejar el puesto de trabajo.

    Compartir:

     

    Los hábitos de comer en la oficina son malos, simplemente porque afectan mucho más de lo que pensás. Así lo reveló un estudio, el cual determinó hasta qué punto podemos perjudicar nuestro bienestar anímico con algunas prácticas.

    Muchas veces el ambiente laboral ya es de por sí es estresante como para añadirle más problemas a nuestro cuerpo. Sin embargo para la mayor parte de las personas, compartir un almuerzo o merienda agradable con sus compañeros de trabajo, es suficiente para olvidarse aunque sea por un momento de las tensiones.

    Al menos esto fue lo que descubrieron investigadores de la universidad de Sussex, que junto a la marca de pan inglesa Kingsmill, se dedicaron a estudiar la felicidad de los trabajadores mientras almorzaban en distintos espacios.

    Personas que comen en un lugar plancetero como una playa, hace que se sientan 17.04 puntos más felices, hacerlo frente a un escritorio, frente a la computadora y con todos los papeles de trabajo alrededor, los hacía sentirse infelices en 1.42 puntos.

    Salir a comer fuera de la oficina, ya sea a un restaurante, parque cercano, plaza o jardín, incrementa la felicidad de los empleados. Pero contar en la propia oficina con un espacio especial y adecuado para comer y relajarse, es también un paso favorable que muchas empresas debería de implementar, con el fin de conseguir que sus empleados se sientan más plenos y productivos.

    Ahora ya sabes, de vez en cuando salí a comer fuera, caminá, distraete, respirá otro ambiente o bien quedate en la oficina, pero eso sí ¡todo menos comer en el escritorio!

     

    Fuente: www.nosotras.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: