Que no se malcríen 

  • Los niños fácilmente pueden adoptar una mala actitud si no realizan ningún tipo de esfuerzo para alcanzar ciertas cosas. Ella te sugiere unos consejos para evitar chicos malcriados.

    Compartir:

     

    La pregunta que muchos padres se hacen es; ¿cómo evito que mi hija sea malcriada?. Y al parecer, según publica el sitio BabyCenter es simple la respuesta, imponer reglas y disciplinas desde siempre.

    Es que disciplinar a los niños no es nada fácil. Para muchos padres es todo un dilema. «Por un lado está el peligro de ser demasiado permisivos, porque nadie quiere criar a niños consentidos. Por el otro, está el miedo de controlarlos excesivamente, porque tampoco se quiere ser tan duros y que lleguemos a criar a niños miedosos, tímidos y tristes», dice la web.

    Consejos que te ayudarán a criar a niños bien educados:

    -Límites claros y sencillos: 

    Esta regla debe ser establecida desde el principio. Si ponés normas te vas a ahorrar discusiones más adelante. Es diferente decir «Bueno, sí podes comerte una galletita…» (el niño tiene la esperanza de que dentro de poco se podrá comer otra), que decir «Podés comer una galletita, pero luego no me pidas más. Con ésta basta». Suena diferente, ¿verdad?

    -Obedecé los límites que impones: 

    A todos de seguro les pasó, que después de decir que «sólo se puede comer una galleta», al rato se permite que se coma otra. Pensá en el efecto de tus acciones a largo plazo. Tal vez realmente no haya ningún problema en que se coma sólo una galletita más, «sólo esta vez», pero una vez que te contradices, tu niñito aprende que mamá dice que no, y más tarde cambia de idea. Si decís «uno», tiene que significar uno, y no uno y medio ni dos.

    -No te rindas ante sus súplicas: 

    Es muy sencilla, una vez que das el brazo a torcer, le estás enseñando a tu hijo que lloriquear da resultado.

    -Tu hijo te debe convencer: 

    Si quiere ver la televisión y no estás segura de que debas dejarlo, exigile un buen motivo para que se lo permitas. ¿Quiere ver su programa favorito? Si te explica que ya terminó la tarea y limpió su habitación, seguro que no te importará decirle que sí.

    -Debe cumplir con sus obligaciones antes de jugar:

    Los estudios indican que cuando los padres exigen que sus hijos cumplan sus tareas y obligaciones, desarrollan mejor su capacidad para tolerar frustraciones. Recordá que no le haces ningún favor al ser demasiado permisiva.

    -¿Decepcionarlo?:

    Lo peor para una mamá o papá es ver llorar a su niño, pero tratá de no darle todo lo que quiere. Además, los estudios indican que al aprender a aceptar pequeñas desilusiones tu niño irá desarrollando importantes mecanismos que le ayudarán a sobrellevar situaciones de estrés emocional más adelante.

    -Que se esfuerce por conseguir lo que quiere: 

    Expertos piensan que se malcria a los niños cuando se les facilita demasiado las cosas, y con eso se les enseña a no darles su debido valor. Por ejemplo: si quiere una bicicleta nueva, proponele un sistema de recompensas, que vaya sumando puntos cada vez que se porte bien, para ganarse la bicicleta cuando alcance una cantidad determinada de puntos.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: