Calmá el llanto de tu bebé

  • Diez opciones para tranquilizarlo cuando llora mucho sin razón.

    Compartir:

     

    El llanto del bebé se da por varios motivos, hambre, se siente mojado, tiene sueño, esta aburrido, algún dolor o simplemente llora sin motivo alguno y no sabemos por qué. Si ya hiciste de todo y aun así no para de llorar, te proponemos una lista de opciones que podes ponerlo a la práctica para tranquilizarlo.

    • Ruido blanco. Por ejemplo, decirle “Shhhh” al oído, el ruido de un ventilador o un CD con músicas suaves. Cualquier sonido constante los relaja.
    • Espejos. A los bebés les encantan las caras, las encuentran fascinantes y a veces mirar su cara frente a un espejo los distrae y puede detener el llanto.
    • Un baño relajante. Es una de las formas más eficaces para relajarlo. El agua es terapéutica. Metelo en su bañera con agua tibia y gotitas de aceite relajante o bien bañate con él. Ambos se podrán tranquilizar, es como borrar el día y comenzar de nuevo.
    • Un baño en la ducha. Métete con él. La sensación del agua cayendo en su espalda lo distrae y calma.
    • Sopla su cara. A veces el fluir del aire lo sorprende y tranquiliza al mismo tiempo. Esto es de gran ayuda si ha estado llorando por un rato. Rompes el ciclo, ayudándolo a eliminar el llanto.
    • Envolvelo con una mantita suave. A ellos les fascina ser envueltos en su colcha y sentirse apretaditos. Les da una sensación de seguridad, calma y confort.
    • Mecerlo. En una mecedora o en tu regazo. Ponerlo en un ritmo de movimiento constante y suave lo tranquiliza, y a vos te relaja.
    • Succionar. Si no puedes amamantarlo (tal vez eres su papá), dale algo para tener en la boca. Tu dedo puede ser una muy buena opción o algún chupete o mordillo.
    • Tenelo en brazos. El tenerlo pegado a vos ayuda a que no se sienta solo. Se sentirá seguro y protegido. Muchas veces los bebés se angustian al estar sin su mamá cerca, así que ésta es una de las maneras más sencillas de calmarlo.
    • A pasear. Cambiar de aire y de ambiente es una de las formas más positivas para que tu bebé tome un respiro. Pasealo en el carrito y da una vuelta por el parque o por la cuadra. También te sentirás bien.

    ¿Qué otra manera tenés para relajar a tu bebé?

    Fuente: www.bbmundo.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: