Estrategias para cambiar

  • Sin un cambio interno nada se sostiene.

    Compartir:

     

    Las metas deben ser realistas para ser alcanzadas. No es posible pasar de un sueldo mínimo a una cuenta bancaria fluida si tu esfuerzo es rutinario una y otra vez. No se puede cambiar la imagen en dos meses, las dietas rápidas generan efectos rebote. Simplemente no se puede, porque lo que fácil viene fácil se va, si no hay un trabajo interno que acompañe el cambio nada se sostiene, lo que vino fácil y sin esfuerzo, se va a ir como vino, fácil.

    Tenemos un ejemplo cotidiano: una mujer está pensando en separarse de su pareja, habla con las amigas, llora, sufre, no siente nada, esta hastiada, todo su ser le grita que se vaya. Pero claro, estando en la zona de confort nos quedamos a hacer una y otra vez lo que ya sabemos hacer, aunque nos saque alegría, aunque nos duela o peor aún, aunque nos anestesie de la vida. Y al día siguiente está malhumorada, maltrata a sus hijos, a su entorno laboral, pierde la paciencia, se desahoga con las amigas hasta quedar sin saliva y por la noche está de nuevo haciendo la cena para el odioso marido.

    No es real decir o pensar “lo voy a dejar”.  No es real cambiar de vida en horas.  El ser humano se acostumbra hasta a lo malo, te sorprendería tomar conciencia plena de todo lo que hacés por la costumbre, por sostener la “comodidad de lo conocido”.  Hacemos por ella cosas que ni en el nombre del amor hacemos.

    Cambiar la rutina en 24 hs no sirve,  lo que si sirve es ser realista, podés empezar con pequeños pasos, “pasos de bebé” y con pequeñas metas cuya resolución dependen en un 100% de vos. Como tomar una clase de cocina y sostenerla por al menos un mes, tomar clases de baile, darle tiempo a la jardinería, buscar otro trabajo mejor remunerado o que te brinde mayor placer, empezar por las noches caminatas fáciles de 15 o 20 minutos en el patio o alrededor de la manzana. Cambia  “algo” que sólo dependa de vos.  Así de una manera “alternativa” vas a  estar separando o “´poniendo distancia”  de todo lo que para tu percepción es rutina y quién sabe qué efecto tendrá esa distancia en tu pareja.

    Otro dato fundamental para un cambio real es  “limitar la ejecución del cambio” como sería : quiero cambiarme de trabajo  dentro de tres meses (fijar una fecha real y marcarla en la agenda o en la PC) y hacer algo cada día que acerque más y más a esta fecha.

    Cambiar de golpe es la mejor forma de asegurarse un fracaso en el intento, no cambiar nunca mata lentamente.

    ¡Feliz cambio!

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: