Artesana de cuna

  • El respeto por el entorno, la artesanía y las cosas bien hechas se cuelan en las manualidades, para reivindicar el valor de los objetos con significado, capaces de perdurar en el tiempo.

    Compartir:

     Por Nathalia Presentado

    npresentado@sd.com.py

     

    Lo hace con amor, un amor artesanal porque lo prepara con dedicación para los demás. Ingenio, creatividad y mucha paciencia transforman la madera, una red, piedras, plumas en finas y originales artesanías que son comercializadas en Areguá.

    Criada entre artesanías, esta joven emprendedora hizo del arte heredado una forma de vida. Es la otra cara del diseño y el lujo, esa que cree en los materiales naturales, en el reciclaje y la capacidad de crear a mano, con perseverancia y oficio.

    «Me llamo Norman Salinas, tengo 27 años, nací en la ciudad de Areguá a orillas del lago Ypacarai, de niña me crié entre artesanía, bosques y frutillares», así contaba esta joven mujer a Ella en una nota en la que expone los inicios de su microempresa «Atrapasueños LINA«.

    Los atrapasueños tienen su historia en la vida de muchas personas y también estuvo presente en la de Norman. Foto: Atrapasueños LINA Fan Page.

    Los atrapasueños tienen su historia en la vida de muchas personas y también estuvo presente en la de Norman. Foto: Atrapasueños LINA Fan Page.

     

    El inicio de una nueva vida

    Norman realizo sus estudios en Areguá. Al finalizar la etapa secundaria ingresó  en la Facultad Nacional de Derecho de la Universidad Nacional de Asunción, donde desarrolló la carrera durante tres años » y por cosas del destino, la vida me llevó a conocer el macramé, la artesanía en alambre, los atrapasueños y el viaje como modo de vida, conocí varios países de Sudamérica gracias a eso y dejé la facultad», recordaba.

    «Pasaron los años y en uno de mis viajes a Brasil conocí a mi compañero charrúa, con quien empezamos una familia, cuando nació Lina, las pesadillas no la dejaban dormir, pasaron un par de noche y se me ocurrió hacerle unos atrapasueños con materiales energéticos que habíamos recogido en el viaje para ver si conseguía dormir tranquila y sin malos sueños. Funcionó desde la primera noche, y desde ese día empezamos a crear más atrapasueños para más y más personas que sufrían de pesadillas, tanto así nos dedicamos a eso que la gente empezó a buscar nuestros trabajos por la calidad de los materiales y los efectos que ellos hacían en sus vidas», cuenta Norman.

    Los atrapasueños son muy populares. Las personas los usan de todos los colores y los llevan en sus vehículos, collares, hasta en tatuajes. Foto: Atrapasueños LINA Fan Page.

    Los atrapasueños son muy populares. Las personas los usan de todos los colores y los llevan en sus vehículos, collares, hasta en tatuajes. Foto: Atrapasueños LINA Fan Page.

    Hechos con una base (aro) de madera de sauce, una red entrelazada a mano en su interior y decorados con diversos objetos que colgaban del aro de madera, especialmente piedras, cuarzos y plumas de madera, los atrapasueños fueron adoptados por nativos norteamericanos en diferentes pueblos indígenas específicamente en Ojibwa, en la década de los 60 y 70.

    En la creencia popular, estos filtran los sueños y las pesadillas mientras duermes. Se cuelgan cerca de la cabecera de la cama para que los pensamientos malos se separen de los buenos. Los sueños «buenos» se quedan dentro del círculo y las pesadillas bajan lentamente por las plumas y se quedan atrapadas en las piedras. A la mañana siguiente, éstas se queman con la luz del sol como símbolo de purificación.

    "Siempre me gusto conversar y conocer a las personas, los aspectos más gratificantes de mi trabajo son conocer a más personas cada día y que confíen en nosotros", menciona. Foto: Atrapasueños LINA Fan Page.

    «Siempre me gusto conversar y conocer a las personas, los aspectos más gratificantes de mi trabajo son conocer a más personas cada día y que confíen en nosotros», menciona. Foto: Atrapasueños LINA Fan Page.

     

    «Los atrapasueños que hacemos pueden ser utilizados en diferentes partes de la casa, el auto o como accesorios, nosotros tenemos en forma de llaveros, aros, collares, pulseras, para el auto, la cuna, la habitación a inclusive para ambientar bodas, cumpleaños y bautismos» cuenta la emprendedora.

    En los cuatro años que viene trabajando con los Atrapasueños Lina, sus trabajos se han dado a conocer también a través de varios medios de comunicación, además hace dos años exportan atrapasueños a Estados Unidos, país del cual justamente es originaria la leyenda.

    Norman recalca que los aspectos negativos de ser emprendedora son la forma en que «se han vuelto tan comerciales que hay gente que los fabrica únicamente para comercializarlos, sin pensar que al no cumplir en la leyenda no funcionan, en vez de utilizar materiales energéticos, utilizan plástico y plumas de gallina teñida que compran en mercado 4, pero a la vez juega a favor, porque la gente al darse cuenta de la calidad siempre vienen a nosotros».

    Los proyectos que Norman tiene para este año es el de viajar a Ecuador para colectar material y volver para primavera.  Foto: Atrapasueños LINA Fan Page.

    Los proyectos que Norman tiene para este año es el de viajar a Ecuador para colectar material y volver para primavera. Foto: Atrapasueños LINA Fan Page.

    «Muchas gracias por la oportunidad, gracias por ayudar a mantener vivo y creciendo este sueño», finaliza.

    Todos los fines de semana y feriados vos podés encontrar los trabajos de esta mujer emprendedora en la playa de Areguá antes del muelle, a orillas del lago Ypacarai,y si te apetece también realizan envíos a donde vos estés. Te dejamos su número de contacto el (0981) 292-456.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: