Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

Señales de una ruptura final

  • La falta de comunicación y la pérdida de intimidad serían algunos factores de una posible crisis profunda dentro de una pareja.

    Compartir:

    Los problemas de pareja generan problemas de salud en sus miembros. Llega un momento en que los problemas cotidianos pueden llegar a ser los causantes de una separación definitiva.

    ¿Qué síntomas determinan una mala relación y cómo evitar la temible ruptura? La especialista en relaciones sociales y directora de la web Newlyweds, Francesca Di Meglio, estableció una serie de patrones que pueden anticipar el final de un matrimonio o el cierre de un vínculo amoroso de años en una pareja, menciona el portal Infobae.

    Estos son los cinco signos que disparan las alarmas sobre una posible y cercana ruptura.

    1- Hay diálogo, pero no comunicación

    La comunicación entre ambos no tiene que ser trascendental todos los días, pero si cada charla con la pareja se resume al clima, a lo que cada uno hizo en su trabajo o a la próxima lista para el supermercado, hay un problema. «Cuando la charla se convierte en algo superficial es un mal síntoma», explicó Di Meglio. Lo mismo sucede si sólo una de las dos partes habla todo el tiempo y la otra escucha. «Es un ida y vuelta constante. Uno tiene que abrir sus sentimientos e inquietudes al otro, y tiene que aprender a escuchar», señala.

    2- Se pasa cada vez menos tiempo juntos

    Está claro que la pareja no debe estar junta las 24 horas del día, pero también hay que saber tomar conciencia de esas rachas en las que se repiten una y otra vez las ganas de salir a cenar con amigos en lugar de quedarse en casa. Es totalmente sano hacer zapping en la televisión, trabajar hasta tarde, socializar con gente o perderse en internet, pero también es importante revisar si se trata de mecanismos de distracción y de escape. «Crear un tiempo exclusivo de diversión para la pareja es uno de los factores más importantes para lograr perdurar el amor en el tiempo», afirmó Di Meglio.

    3- No hacer el esfuerzo por encontrar una mejora

    Las dos partes de la pareja tienen que poner una cuota equilibrada de esfuerzo para que la relación funcione. «Si uno pierde la motivación de luchar por la relación, habrá episodios que la debiliten. Y uno tiene que averiguar los motivos por los que aparecen esos episodios. Muchas veces, la falta de motivación es un indicador de que algo se perdió. Hay que investigar por qué sucede eso y qué es lo que uno verdaderamente quiere», dijo la especialista.

    4- Se perdió la intimidad

    No se debe intentar que todas las noches tengan la misma pasión que la de la luna de miel, pero cuando la pasión comienza a desaparecer, los augurios no son demasiado auspiciosos. «Es normal en un matrimonio tener etapas en las que existe una falta de deseo por el otro. Pero si ya no hay intimidad y eso se vuelve en algo consistente hay que preguntarse qué está pasando», explicó Di Meglio. «Las parejas dejan de ser amantes y empiezan a convertirse en compañeros de piso, de negocios o de negocios. Se transforma en una relación platónica», indica.

    5- Se discute por lo mismo, una y otra vez

    Cuando la relación no avanza, uno de los síntomas más claros es la acumulación de discusiones por el mismo tema. «Si uno permite que los argumentos de la discusión escalen en intensidad, si la pelea se vuelve más fuerte y empieza a desvirtuarse la charla, el asunto se vuelve personal y puede conducir a una separación o divorcio. El clima se hace imposible de respirar», enfatizó Di Meglio. «Según mi experiencia, cuando las parejas vuelven una y otra vez a la misma discusión es porque se ha perdido el interés en el otro y en la buena salud de la relación», sentenció la especialista en relaciones sociales.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,