Recomendaciones para el crecimiento del cabello

  • ¿Quién no soñó un día con un cabello largo y bonito?

    Compartir:

     

    Las mujeres queremos estar lindas y  lo más presentable posible. En la mayoría de los casos el cabello es el mejor aliado para hacernos quedar bien … pero ¿Qué pasa cuando éstos no crecen lo suficiente y como nos gustan?

    Capaz y justo estés en éste proceso y te diste cuenta que no es tan fácil como parece: el pelo no crece tan rápido como quisiéramos, además llega el momento en que las puntas se abren y hay que cortarlo.

    ¿Cómo repararlo?

    Aunque no sea la opción que más te guste, es necesario cortar las puntas del cabello para conseguir que crezca mejor. Todo aquel cabello dañado deberá ser cortado para permitir que crezca con más fuerza, es un pequeño sacrificio que debemos hacer…

    Programar recortes diarios: Tené en cuenta qué tan rápido crece tu cabello para ir programando las veces que deberás visitar la peluquería para cortar las puntas dañadas. Lo ideal es hacerlo cada seis u ocho semanas, pero tenés que empezar a ver cómo funciona tu cabello, si ha dejado de crecer, es señal de que está dañado.

    Preguntale a tu peluquero: Decile a tu peluquero o estilista que querés dejarte crecer el pelo, y pídele que te muestre cuánto piensa cortar cada vez que vas. Esto le da seguridad al peluquero de que no hará algo que no quieres, y a ti de que tu cabello seguirá creciendo.

    Evita el calor: Evita al máximo el secador, la plancha, la rizadora y cualquier otra fuente de calor que se te ocurra. Aunque utilices spray protector, el calor daña el cabello y lo reseca, ambos puntos no permiten que crezca rápidamente. Y si no te queda otra opción que usar calor, busca el mejor protector del calor.

    No uses químicos: Los tintes de cabello, los alisados químicos, las permanentes y cualquier otro producto químicos debe ser evitado. Todo esto produce un efecto similar al del calor en el cabello, así que intenta buscar tintes sin peróxido y evitar el resto de opciones.

    Uso de algunos accesorios: Si bien los accesorios son una bonita forma de adornar el cabello, tenes que evitar todo aquellos que dañen tu cabello: gomas de pelo que aprieten demasiado, broches que dejen marcas, tiaras y diademas.

    Alimentación adecuadamente: La alimentación es una parte fundamental para una piel y un cabello sano, lo que comas te hace bella. Por eso, si quieres que crezca el cabello, evita privar a tu cuerpo de nutrientes esenciales mediante una dieta muy estricta. Consumí suficientes vitaminas y minerales y algo de grasas saludables en tu dieta.

    Trata bien a tu cabello: Nunca cepilles el cabello de una forma brutal, no le pegues tirones, no desenredes el cabello mojado e intenta utilizar un peine en lugar de un cepillo, ya que daña menos el cabello.

    Enjuaga con agua fría: Puede ser un poco difícil, especialmente en invierno, pero funciona realmente para aumentar el crecimiento del cabello. Tan solo necesitas hacer el último enjuague con agua fría para sellar los folículos. Esto te hará tener un cabello más brillante y saludable.

    Acondicionar en profundidad: Acondiciona el cabello al menos una vez al mes, luego de haber dejado sin lavarlo por más tiempo del habitual. Esto permitirá que los aceites naturales trabajen junto con el acondicionador, permitiendo que el pelo se nutra en profundidad.

    Fuente: http://www.imujer.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: