Un vestido para la historia

  • Para el día de la proclamación del Rey Felipe VI, los diseñadores españoles proponen a la Princesa de Asturias un vestido que marque la diferencia y quede en la historia, un vestido para ser Reina.

    Compartir:

     

     

     

     

    A la Princesa de Asturias le gusta vestir moda española. Desde aquella tarde de noviembre de 2004, en la que doña Letizia acompañaba al Príncipe de Asturias en los jardines del Palacio de la Zarzuela para anunciar su compromiso, se ha estudiado su forma de vestir.

    Un estilo impregnado de naturalidad y sencillez que ha sabido forjar a base de combinar prendas exclusivas con otras de bajo presupuesto.

    Los Príncipes de Asturias en la coronación de los Reyes de Holanda, Guillermo y Máxima

    Los Príncipes de Asturias en la coronación de los Reyes de Holanda, Guillermo y Máxima

    Y con esas coordenadas Juan Duyos, Roberto Verino, Ana Locking, Roberto Etxeberría, Ion Fiz, Alvarno, Ulises Mérida y Cristina Piña explican a EFE Estilo cómo confeccionarían ese vestido para la Historia.

    “Un vestido histórico, además de reflejar perfectamente el carácter de quien lo lleva, debe ser un símbolo”, dice Ana Locking, diseñadora que apuesta por un patrón que aúne “tradición” y “sencillez” en la medida de lo posible.

    Locking trabajaría un vestido largo, sencillo y suelto en varias capas de “georgette” de seda tintado a mano en un degradé desde el rosa más tímido al pasional carmesí.
    El modelo de Locking también iría bordado con “símbolos de la cultura española y la heráldica de la Corona española” y llevaría detalles plata, cristal e incluso madreperla, apliques “que reflejen la importante tradición española en ese campo artesanal”.

    Según Juan Duyos, doña Letizia tiene una estilo muy marcado y definido; se nota que le gusta la moda y que sigue las tendencias. “Es más, tiene un estilo tan personal que llama mucho la atención en el extranjero, incluso ha llegado a eclipsar a Carla Bruni”, la ex primera dama francesa.

    Los Príncipes de Asturias junto a la Reina Sofía en Amsterdam para asistir a la cena de gala en honor de Guillermo y Máxima de Holanda. EFE/ Ballesteros.

    Los Príncipes de Asturias junto a la Reina Sofía en Amsterdam para asistir a la cena de gala en honor de Guillermo y Máxima de Holanda. EFE/ Ballesteros.

    Para esa mañana inolvidable, el creador madrileño cosería una falda con semi capa en gris perla y la conjuntaría con un “top” salmón y rosa de manga larga y espalda al aire.”Me alejo de los colores típicos de la monarquía y apuesto por aire fresco, doña Letizia es una cara nueva de la Historia, el mundo cambia”.

    El negro sería el color escogido por Roberto Etxeberría para crear un abrigo con volumen trapecio y escote chimenea. “Un modelo que completaría con unos calcetines que irían desde el tobillo hasta la rodilla y unas sandalias con el talón y los dedos al aire. La Princesa de Asturias es “guay”, dice este diseñador de vanguardia, que hace unos días recibió de manos de doña Letizia el I Premio Nacional de la Moda.

    La Princesa de Asturias durante su boda con don Felipe de Borbón en la Catedral de la Almudena. EFE/ Manuel Hernández de León.

    Roberto Verino haría un justo cumplido a la Reina Sofía y reinterpretaría el vestido que ella lució el día que proclamaron Rey de España a don Juan Carlos de Borbón.

    “Aquel vestido, en aquel atractivo color rosa coral funcionó muy bien, contrastó entre los otros colores presentes en la ceremonia, por no decir entre tantos militares”, explica el gallego, quien cree que doña Letizia “debería asistir al Congreso de los Diputados con un vestido largo, sobrio, elegante y moderno en respeto a la dignidad que merece la ceremonia. Y, por qué no, rosa”.

    Ion Fiz también escogería un rosa o un beige para confeccionar un sobrio vestido recto, entallado y con marga corta. “El largo lo dejaría a la rodilla y recurría a la mantilla española para completar el estilismo”, explica el creador vasco.

    Más atrevida resulta la propuesta de Alvarno que echaría mano de un color verde esmeralda para la ocasión. “Se daría luz al vestido con detalles en tul de seda de color nude y bordados en oro”.

    En cuanto a la silueta, Alvarno se decanta por un vestido largo entallado y drapeado en la cintura, dando relevancia a la zona superior con escote asimétrico con una única manga. “La otro estaría velada con el tul de seda nude con bordados en oro”, detalla la firma.

    Sin embargo, Ulises Mérida recomendaría un vestido corto entallado en tonos claros, nunca pigmentos pastel. “Son menos sobrios que los colores oscuros, menos formales y más contemporáneos”, cuenta este creador.

    Cristina Piña cree que debería asistir a la ceremonia con un vestido largo, palabra de honor y volumen en la parte de abajo, como ha lucido en otras ocasiones, pero añadiendo algún elemento que apuntale la sobriedad necesaria para este acto.

    Los Príncipes de Asturias en Suecia. EFE/Ballesteros.

    Los Príncipes de Asturias en Suecia. EFE/Ballesteros.

    “El rojo geranio, es un color muy actual, le favorece por su tono de piel. También podría optar por el azul Klein, un tono que se ha visto en las coronaciones de Máxima de Holanda y de Matilde de Bélgica”, concluye Piña.

    Y entre estas propuestas y otras muchas, doña Letizia tiene la palabra.EFE

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: