Consejos para dejar al gato solo en vacaciones

  • Las mascotas son parte de la familia, por ello al momento de considerar ir de vacaciones es muy importante pensar en ellos. ¿Dónde dejarlos y con quién? En la nota te sugerimos qué hacer en caso de tener un gato. 

    Compartir:

     

    Llegaron las fechas en las que todas las familias parten rumbo al campo o salen del país para vacacionar. Pero si se tiene una mascota en el hogar, es indispensable buscar la mejor solución para dejarlos mientras se está fuera de casa.

    Tanto al perro como al gato le parecerá extraño la ausencia de sus dueños. Aunque los gatos son unos animales autosuficientes que se las arreglan solos, lo cierto es que cuando se tiene que dejar la casa durante un periodo largo, a partir de una semana, se presentan los problemas.

    Sin embargo, los perros se adaptan con facilidad a los cambios y se los puede llevar con la familia, pero a un gatito el traslado le puede suponer un fuerte trastorno y el preferible que se prepare todo para dejarlo en casa atendido:

    1. La opción ideal es dejar al gato en casa y pedirle que algún conocido pase cada tres días para repornerle el agua y la comida, así como para comprobar que todo esté bien y hacerle un poco de compañía.
    2. Si podés contar con alguien que te ayude, es preferible que sea una persona que la mascota ya conozca con anterioridad, ya que de otro modo se puede sentir asustado por un extraño que entra a su hogar cuando su dueño no está.
    3. Dejá dos recipientes llenos de comida (para gatos) para que el animal se alimente y dos recipientes llenos de agua. No tendrás problema ante la posibilidad de que el animal se coma toda la comida de golpe, porque los felinos actúan con contención en este sentido.
    4. Además, tenés que dejar todas las puertas del interior de la casa abiertas y atrancadas con sillas u otros muebles para evitar que un golpe de viento las pueda cerrar y el gato se quede encerrado en un lugar en el que no tenga acceso a la comida y a la bebida.
    5. Otra alternativa es llevarlo a casa de un amigo. Pero tené en cuenta que, en este caso, corrés el riesgo de que el animal no se adapte e intente escapar, además de que hay muchas posibilidades de que cause estropicios con sus uñas en sillones y muebles.
    6. En todo caso, busca una guardería para gatos. Es una opción que te puede sacar de un apuro.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: