Jardines internos

  • Una manera útil y vistosa de decorar y cuidar la salud.

    Compartir:

     

    Hemos visto en muchos hogares, empresas u oficinas los jardines internos que son con plantas de interior que además de ser decorativas ayudan a limpiar el aire de distintos agentes contaminantes. Te presentamos algunas de las especies más purificadoras.

    Sabemos que los agentes contaminantes están a la orden del día, productos de limpieza, pinturas, alfombras, cortinas, cigarrillos, gases emitidos por los caños de escape, etc., todos estos expulsan compuestos que producen alergias, defectos congénitos y hasta cáncer. Es así que las plantas juegan un papel muy importante porque se convierten en nuestras salvadoras gracias a sus efectos purificadores.

    A continuación algunas plantas que pueden ayudarte a decorar y purificar a la vez el interior de tú casa:

    Difembachia (Dieffembachia compacta)

    Sustancias que elimina: xileno y tolueno (otra sustancia presente en el humo del cigarrillo), y formaldehído. 

    Indicadas en: oficinas, sector fumadores y en cualquier ambiente en general.

    Cuidados: no necesita mucha atención. Es resistente, tolera temperaturas de hasta 9 ºC durante cortos períodos de tiempo. Lo mejor es ponerla en un lugar con media luz y a una temperatura de 16 a 27 ºC.


     

    Dracena (Dracaena marginata, Dracaena deremensis y Dracaena fragans “massangeana” o palo de agua)

    Sustancias que eliminan: formaldehído y xileno. La dracaena deremensises una de las plantas más eficaces en la eliminación del tricloroetileno presente en adhesivos, líquidos para remover pinturas o para corregir escrituras, etc. Dracaena deremensis “Warnecki” es especialmente eficaz en la eliminación del benceno, uno de los químicos volátiles más utilizados; mientras que la conocida como “Palo de agua” es excepcionalmente eficaz en la eliminación del formaldehído.

    Indicadas en: habitaciones recién amuebladas o pintadas, muebles barnizados, cuartos alfombrados y también para colocar cerca de papeles.

    Cuidados: pocos, necesitan humedad y luz indirecta y resulta muy resistente.

     


    Lazo de amor (Chlorophytum comosum)

    Sustancias que elimina: formaldehído y xileno (presente en combustibles y utilizado como disolvente, entre otras cosas). Además filtra el 96 por ciento de monóxido de carbono.

    Indicadas en: cocinas, salones y comedores donde circula mucha gente

    Cuidados: es muy fácil de mantener y necesita una temperatura ambiente de entre 13 y 24 ºC.

     

    Espada de San Jorge o Lengua de suegra (Sansevieria)

    Sustancias que elimina: formaldehído.

    Indicadas en: habitaciones recién amuebladas, oficinas y lugares cerrados en general.

    Cuidados: es la planta perfecta para los que saben poco y nada de jardinería porque crece muy fácilmente, es muy resistente a los insectos y necesita pocos cuidados, además está muy de moda para decorar distintos espacios. Necesita suelo húmedo, medio sol, un ambiente de  entre 18 y 27ºC y riego moderado.

     

    Un poco de historia

    Hace veinte años, la NASA comenzó a analizar las plantas de interiores para determinar su capacidad purificadora del aire y se llegó a la conclusión de que hay plantas que son eficaces en el control de diversos agentes contaminantes.

    En la cultura china, desde tiempos inmemoriales, se ha usado plantas para transmitir “energía positiva” en los hogares. Numerosos estudios científicos al respecto, atestiguan que las plantas de interior son un excelente remedio para la cura de males de carácter físico, emocional y psicológico contribuyendo, por ejemplo, a que personas enfermas ingresadas en los hospitales se recuperen más rápido y se sientan más calmadas y relajadas cuando permanecen en una habitación con este tipo de plantas.

    Además se ha demostrado que las plantas de interior, reducen en un 30 por ciento la fatiga, la tos, el dolor de garganta y otras dolencias relacionadas con los resfríos, así como también alivian el nerviosismo aumentando el bienestar general.

    Es decir que una forma sencilla de paliar el llamado “síndrome del edificio enfermo” es colocando algunas plantas en hogares y espacios de trabajo (lo ideal es una o dos plantas cada 9,3 metros cuadrados).

    Así que ya sabes, ahora sólo te queda por ir al vivero más cercano y a elegir las plantas de tu preferencia.

     

    Fuente: universomujer.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: