Deco: preparando la habitación del recién nacido

  • Consejos para decorar la pieza de tu primer bebé.

    Compartir:

     

    Esa emoción única al conocer el sexo de tu bebé es algo inigualable, pensás en todo en un solo instante y de lleno te enfocas ¡en la habitación!

    Los colores, la cuna, el cambiador bañera, la iluminación, cortinas, ¡todo! lo elegís con tiempo y a tu gusto pero siempre es necesario algunos consejitos a la hora de decorar para que todo esté acorde.

    Empezá con…

    Tomar las medidas del espacio y hacé un croquis (plano) de la arquitectura del lugar, indicando la ubicación de la ventana y la dirección en la que se abre, la ubicación del placard y su apertura, si hay calefacción, de qué tipo es y, a partir de estos datos, comenzar a delinear algunas ideas.

    El descanso

    Elegí una buena cuna, pensá en lo más conveniente según tamaño y posibilidades de transformación a futuro, tratando que los muebles ocupen el mínimo espacio posible. Esto es fundamental ya que en poco tiempo ese bebé comenzará a caminar y es necesario que tenga el mayor espacio para moverse. A la hora de ubicar la cuna en la habitación, esta debe estar lejos de la ventana, así evitaremos filtraciones de aire y podremos resguardar al bebé de la luz a la hora de dormir.

    Alimentación

    Elegí un rincón de la habitación que sea específicamente destinado a esta tarea y que no sea un lugar de paso. Es clave conseguir un sillón bien cómodo que sea seguro y contenedor, tanto para el bebé como para la mamá.

    Higiene

    Este sector debe tener buena luz, estar ventilado y ser muy cómodo. Puede estar cerca del placard o de su ropita para tener un mejor acceso en el momento de cambiarlo. Para esto es necesario proyectar lugares de guardado o estantes para pañales, oleo y otros accesorios que, en lo posible, no estén al alcance de los bebés/chicos.

    En la habitación del bebé no debe haber nada que nos entorpezca el paso, por eso, se recomienda tener muñecos o juguetes bien guardados en estantes o cubos.

    Los colores

    Lo ideal es que los muebles sean neutros y de materiales nobles como maderas o lacas no tóxicas. Es preferible que la elección de color esté en los accesorios como alfombras, almohadones o lámparas. También podés optar por aplicar vinilos en las paredes, que son una muy buena opción cuando se quiere renovar un espacio sin necesidad de repintar toda la habitación.

    Accesorios

    Complementá con textiles de fibras naturales, una manta de abrigo y una chichonera para evitar golpes en la cuna. Se puede lograr calidez agregando una carpeta suave en el piso donde el niño pueda sentarse a jugar. Unos lindos almohadones complementando el espacio, ayudan a darle un toque personalizado a la habitación.

    La iluminación

    Priorizá el ingreso de luz natural controlado con cortinas que la tamicen. De noche se requiere de una luz general y otra tenue que permita ver, en los momentos de atender al bebé.

     

    Fuente: www.revistaohlala.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: