¿Cómo reducir el desperdicio de alimentos?

  • Consejos para no comprar demás y no desperdiciar los alimentos.

    Compartir:

     

    Lograr que los miembros de la familia coman sano, es una tarea difícil y muchas veces sucede que preparamos los alimentos y se terminan perdiendo o tal vez ya se almorzó afuera y queda sobrando.

    Por eso es importante organizar desde lo que se va a comprar del supermercado hasta lo último que se use para cocinar, así economizas.

    Conseguir reducir los alimentos sólo depende de una serie de gestos cotidianos muy sencillos.

    Te dejamos algunos consejos para tener en cuenta.

    Antes de ir al supermercado: Es de suma importancia elegir los productos según las necesidades del hogar. Antes de planificar la compra, comprobá el estado de los alimentos que tenés en la heladera, sobre todo los productos frescos o con fecha de vencimiento. Planifica los menús diarios o semanales, considerando el número de personas que van a comer.

    Almacenar y conservar: Es importante conocer qué alimentos se deterioran antes y consumirlos en perfectas condiciones. También es fundamental almacenarlos y conservarlos como es debido. Ej: las carnes y el pollo, es recomendable, guardarlas por presas y mantener en estado congelado (sacar solo la cantidad a consumir).

    Siempre llevar en cuenta su fecha conservación: Para evitar tirar alimentos, lo primero es conocer las etiquetas del envase: fecha de vencimiento y de duración mínima o de consumo preferente.

    Foto: lavioletera.com.br

    Foto: lavioletera.com.br

    La importancia de la higiene: Una buena higiene a la hora de manipular los alimentos también cuenta. Hábitos como lavarse las manos o mantener limpias y desinfectadas las superficies de la cocina pueden evitar una posible contaminación del alimento y disminuir los desperdicios.

    A cada ración, el tamaño adecuado: La mejor manera de evitar que sobre comida es servir las raciones que se van a consumir. Si finalmente tenemos sobras de alimentos de las comidas, piensa que puedes reutilizarlos en los próximos días para realizar nuevas recetas, o bien congelarlos y consumirlos en otra ocasión.

    Un nuevo destino para los alimentos: El nuevo destino de unas sobras de alimentos que no vayamos a consumir pueden ser nuevas recetas o platos para los días siguientes.

    Desperdiciar comida es desperdiciar dinero: Tené en cuenta tu presupuesto y piénsalo bien: toda la comida que compres y luego no consumas, acaba afectando a tu economía doméstica.

    Organiza tu heladera: Guarda los alimentos crudos en los estantes inferiores, debajo de alimentos cocinados o listos para el consumo. No sobrecargues y comprueba a menudo que la temperatura se mantenga entre 0 ºC y 5 ºC. No debes colocar alimentos calientes para enfriar dentro del refrigerador, ya que disminuye mucho la temperatura de la nevera.

    Los alimentos descongelados: éstas deben ser consumir en menos de 24 horas, ya que son más susceptibles de ser alterados, y no se pueden volver a congelar.

    Fuente: www.hola.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: