Acero inoxidable: limpieza delicada

  • Tips para que no se dañen.

    Compartir:

     

    Generalmente son los accesorios de cocina, elaborado con hierro, cromo, manganeso, carbono y silicio que al tener contacto con el oxígeno del agua o el aire reaccionan dando como resultado una pequeña capa en toda su superficie, tan ligera, que no es visible a simple vista. La función de esta finísima capa, es evitar que el óxido ensucie de manera notable estos materiales.

    Las cocinas modernas están repletas de este material, precisamente por las cualidades que tiene, desde electrodomésticos, cacerolas, neveras, cubiertos, estufas, e incluso tarjas, sin embargo, a pesar de estar elaboradas con acero inoxidable, hay que recordar que no está exento de verse sucio.

    La mayoría de las personas, optamos por limpiar el acero inoxidable de nuestras cocinas con productos de limpieza que encontramos en el supermercado, sin embargo, cuando se nos olvida comprarlos o se terminan rápidamente, la tarea de dejar impecable el acero se convierte en una verdadera pesadilla.

    La limpieza del acero inoxidable es algo realmente sencillo, pero se debe tener en cuenta que es lo que no debes hacer, por ejemplo, evita el uso de cloro, ya que si tiene contacto mucho tiempo con el acero, lo dañará visiblemente, los limpiadores en polvo no son recomendables, pues por su textura, pueden rayar el acero inoxidable, finalmente nunca utilices estropajos, ya que rayan la superficie y la hacen más susceptible a la suciedad.

    Foto: www.doitcenter.com.pa

    Foto: www.doitcenter.com.pa

    Si quieres limpiar tus objetos de acero inoxidable sin necesidad de comprar productos de limpieza, puedes hacerlo de la siguiente forma, sólo necesitarás una esponja suave, detergente para vajillas, agua, bicarbonato de sodio, una bandeja y un paño suave.

    Tips.

    1. En la bandeja pon el agua caliente y un poco de detergente hasta que hagan espuma.

    2. Lava la superficie que desees limpiar con una esponja suave.

    3. Seca el acero con el paño suave.

    4. En la bandeja, mezcla ahora bicarbonato de sodio con agua.

    5. Con un trapo de cocina aplica la mezcla a la superficie y posteriormente sécala de nuevo con el paño suave.

    Otra de las maneras sencillas y sin gastar que puedes utilizar para limpiarlo, es en la que sólo utilizarás aceite para bebé y un paño; sólo debes poner unas gotas del aceite sobre el paño y frotar la superficie.

    Si buscas simplemente pulir el acero inoxidable de tu hogar, podés utilizar un paño humedecido con vinagre y frotar las superficies. Por otro lado, si querés quitar las marcas o manchas de calor, puedes hacerlo frotando el acero con un paño y soda.

    Generalmente, los utensilios de la cocina como cubiertos, y vajillas, son elementos de acero inoxidable que más se ensucian debido a que son los que tienen contacto directo con los alimentos, por eso, lo más recomendable es primero lavar a mano los utensilios, utilizando agua caliente y detergente líquido y posteriormente secarlos para luego alguno de los consejos mencionados.

    Fuente: hogar.linio.com.mx

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): , ,

    Más notas: