Mitos sobre el amor romántico

  • Los errores ligados a las relaciones afectivas responde a la incapacidad de detectar que una relación puede convertirse en tóxica.

    Compartir:

    Recopilamos algunos de los más populares que deberíamos de erradicar de nuestro imaginario con el objetivo de forjar relaciones sanas de pareja.

    La media naranja

    Lo cierto es que una pareja no tiene por qué ser la definitiva. De hecho, si tuviste varias parejas, habrás analizado los porqués de vuestras rupturas y concluido en que todo en la vida son etapas.

    El príncipe azul

    El hombre con el que estemos tiene que ser alguien con el que compartamos el camino en igualdad, respeto y admiración. Llega simplemente para complementar lo que ya tenías.

    Los que se pelean se desean

    Discutir y debatir por tener diferentes perspectivas beneficia la relación, pero cuando la tendencia en la relación son quejas, discusiones y riñas sin sentido, la situación debe revisarse.

    Felices para siempre

    Ese «para siempre» es tóxico y frena a la hora de dar el paso en rupturas, separaciones o divorcios, cuando la mejor y más sana opción, en ocasiones y para ambas partes, es alejarse.

    Las «mariposas» en el estomago

    Si no sentimos cuando llevamos cuatro años en pareja es totalmente natural. Lo que de verdad importa es que la pareja siga aportándose, respetándose, admirándose y cuidándose.

    El amor es duro

    No. Una relación de pareja sana pasa por baches, sí, pero no consiste en un tira y afloja constante que lo único que aporta es inestabilidad.

     

    Fuente: Cosmopolitan.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: