Mamones: ricos y con beneficios

  • Consejos y tips para su consumo.

    Compartir:

     

    Proveniente de México y América Central, la papaya o mamón, hoy por hoy se cultiva en casi todos los climas tropicales, y en Asia es considerada como una fruta esencial debido a la cantidad de nutrientes y beneficios que posee.

    Es importante saber que hay papayos machos, hembras que necesitan que ambos se fecunden para que luego esa semilla genere otra planta. También hay ejemplares hermafroditas que con solo plantarlos se reproducirán. Este árbol es muy usado para fines gastronómicos y medicinales tanto por su fruto, flores y hojas, incluso la sabia se usa para diferentes procesos industriales.

    Este es un gran aliado de la salud para tratar desde dolores de artritis, problemas digestivos, hasta cardiacos.

    Conocé un poco más de sus beneficios…

    Este alimento que no es únicamente exquisito y con un color hermoso te provee de beneficios ricos en antioxidantes como el caroteno, la vitamina C y los flavonoides; también es rico en vitaminas del complejo B y minerales como el potasio y el magnesio, así como fibra dietética.

    Un beneficio importante de la papaya es su poder como desintoxicante debido a la cantidad de fibra que posee. Esta fibra aunada a los antioxidantes que la papaya posee ayuda a limpiar los intestinos y el colon.

    Otro de los beneficios del mamón  se encuentra en su alto contenido de enzimas que funcionan excepcionalmente, conjuntamente con la vitamina C, E y beta-carotenos que posee para tratar inflamaciónes, ayudar con la cicatrización de quemadas y otras condiciones de la piel

    La papaya es beneficiosa en las siguientes condiciones:

    Protege nuestro cuerpo de problemas del sistema cardiovascular

    Promueve la salud del sistema digestivo

    Protege contra la artritis reumatoidea y otras inflamaciones

    Los beneficios de la papaya son muy extensos debido la cantidad de antioxidantes que combaten el envejecimiento en casi todo el cuerpo.

    Consejos y tips acerca del consumo 

    • La papaya la debes comer cuando su cascara esta de un color entre naranja y rojizo, y debe de estar suave al tacto. Aquellas papayas que todavía tienen partes de color amarillo tardan unos días más.
    • Para madurar rápidamente una papaya amarilla colocá en una bolsa de papel con una banana dentro.
    • Si la papaya está totalmente verde nunca desarrollaran un sabor dulce y jugoso, pero puedes usarla para preparar platos estilo tailandés como la ensalada de papaya verde.
    • Si querés obtener los beneficios antioxidante que contiene el mamón, la debes comer cuando está bien madura y cruda, ya que si la cueces destruirás los antioxidantes.

    Recetas caseras con la papaya

    • Para heridas, quemaduras, puedes realizar un cataplasma con las hojas machacadas del papayo y colocarlas sobre la herida o zona lastimada ya que ayuda a limpiar y a cicatrizar las heridas. Colocar rodajas de la fruta fresca sobre la herida también es positivo.
    • Para la tos, bronquitis y otras afecciones, prepará una infusión con las flores de la papaya. Utilizando una cucharadita de flores por cada taza de agua hirviendo, se le agrega un poco de miel, se espera a que se entibie, se filtra y ya se puede tomar. Este preparado podés tomar varias veces al día.
    • Para depurar el organismo, hacé un tónico usando las semillas y la corteza de la papaya mezclado con jugo de naranja. Este preparado se consume cada 2 o 3 meses.

     

    Fuente: www.salud.ellasabe.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: