¿Cómo salir de la rutina en una pareja?

  • La peor rival de una mujer es la rutina. No dejes que te gane, reaccioná y seguí conquistando a tu pareja.

    Compartir:

     

    La mayoría de las relaciones se acaba por la falta de creatividad en la pareja. La rutina es el único mal capaz de matar al amor y jugarnos una mala pasada. Es muy importante, aparte de todo el cariño brindado y todo lo que muchas hacemos para mantener la familia unida y el amor crezca cada día más hacer hasta lo imposible para no caer en las redes de ésta mala costumbre.

    Consejos para seguir siempre como novios

    1. Improvisa un viaje o una escapada de fin de semana: Organiza un fin de semana romántico a cualquier sitio y en cualquier época para desconectar de la rutina «bus-oficina-casa». Dos días sin la velocidad diaria, los niños y las tareas del hogar devolverán la alegría a tu pareja. Tendrás la ocasión de pasar más tiempo con tu enamorado y estarás a su entera disposición; un momento perfecto para abrirse y comunicase.

    2. Prohibido planificar: Cada verano te vas con toda la familia a la casa de tus suegros. Todos los domingos, al cine o al museo. El sábado, toca hacer la compra. Total, que todas las semanas haces lo mismo, con tu molesta manía de planificarlo todo siempre. No es mala opción, así no corres el riesgo de que algún acontecimiento te tome desprevenida, pero si quieres que tu relación dure, es necesario que cambies el tip, da pie a lo imprevisto, hazle un hueco a la espontaneidad en tu modo de ver las cosas y da más libertad a tu pareja. No hace falta que te arruines planeando estimular tu relación.

    3. Practica con él nuevas actividades: Las palabras clave de la complicidad en una pareja son originalidad y compartir. Intenta practicar juntos un nuevo deporte: yoga, natación, tenis, etc. Hasta  salto en paracaídas. Compartir sensaciones fuertes alimentará la complicidad… ¡Y esto se extiende también al sexo!

    4. En la cama hay que ser creativos: Añadí un poco de sal a tu relación. Hace cosa nuevas, por ejemplo, compra lencería sexy, hazle un striptease, o hacele el amor en lugares insólitos. No es obligatorio cambiar de postura, pero sí es bueno variar el escenario y la frecuencia, tampoco es cuestión de hacer el amor cada martes por la noche.

    5. Mímate: Dedícate tiempo, andá de compras con las amigas, cuídate en un spa. No te olvides que, aparte de madre de familia, seguís siendo una mujer. Si te cuidas, vas a sentirte mejor, más relajada, resplandecerás y eso tendrá un impacto muy positivo en tu pareja.

    6. Comunicación: Si la pareja no funciona es porque no hay comunicación. Pone en práctica la comida semanal de la comunicación. En casa o en el restaurante, no importa. Sólo hay una norma, los niños deben estar acostados y la tele, apagada. Aprovecha este encuentro para hablar de las preocupaciones, angustias, deseos o necesidades. Esta costumbre evitará que convivás sin diálogo, como auténticos extraños.

    7. Cuidad los detalles: Placer mutuamente a través de una cena a la luz de las velas, un regalo para él cuando vayas de compras, un beso en el cuello, un masaje con aceite esencial. Pequeñas muestras de ternura que mantienen la seducción y alteran la monotonía. ¿Por qué no quedás con él a la salida del trabajo para tomar algo y evitar así la rutina del día a día?.

    8. Despabilate: No este todo el tiempo juntos. Deja que tenga su noche de fútbol con amigos. Hay que darse libertad, si no correras el riesgo de aburrirse uno del otro. ¿Por qué no te vas una semana a un spa con las amigas? Estos momentos separados harán que se extrañen y despertarán el deseo de verse con más ansiedad, como al principio de la relación.

    Fuente: www.enfemenino.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: