¿En qué me afecta mi nivel de autoestima?

  • Mi autoestima puede convertirse en un enemigo silencioso ya que, sin que pueda notarlo, genera obstáculos en mi accionar, limitando mi capacidad de acción.

    Compartir:

     

    “¡Qué boba que soy!”, “…esto nunca me va a salir a mí”, “yo no soy del tipo de personas que se arriesgan…”. Aquello que decimos de nosotras mismas generan un estado interior que condiciona nuestros resultados. A lo largo de mi vida, me fueron sucediendo cosas que se convierten en hechos, hitos de mi existencia. A partir de estos hechos, los cuales se llaman técnicamente AUTOCONCEPTO, yo me genero historias.

    El valor que le pongo a estas historias – negativo o positivo – constituye mi autoestima. Interpretaciones negativas me generan una baja autoestima mientras que interpretaciones positivas permiten que me valorice como persona.

    Mi autoestima puede convertirse en un enemigo silencioso ya que, sin que pueda notarlo, genera obstáculos en mi accionar, limitando mi capacidad de acción.

    ¿A qué aspectos de tu persona puede afectar?

    • A la seguridad que tenga en mí misma, ya que se verá reflejada en mi forma de hablar, en las cosas que digo, en mi cuerpo (cómo camino, me visto, me siento) y en mis emociones.
    • A cómo pueda guiar los procesos. Si tengo una baja autoestima estoy constantemente centrada en mis errores y en lo que me falta. En consecuencia, también haré lo mismo con el otro y al enfocarme en lo que el otro no tiene, perderé de vista sus fortalezas y todo lo que sí tiene y es capaz de hacer.
    • A la forma en que me relacione con el otro. Las personas que tienen baja autoestima pueden tener dos tipos de reacciones: se aíslan porque se sienten menos que los demás o bien tienden a ser autoritarios e impacientes, ya que esta es la reacción que tienen hacia sí mismos. Esta segunda opción también les hace aislarse de alguna forma.
    • Si tengo baja autoestima estaré preocupada por demostrar que soy más o mejor que el resto, entrando en competencias y comparaciones innecesarias y utilizando el poder de mi posición para lograr los objetivos con el otro.
    • También existe la posibilidad de que quiera generar alguna dependencia del otro hacia mí, para sentirme así de un mayor valor que el otro.
    • A los resultados que genere. Lo que yo crea de mi (a nivel de creencias) crearé en la acción. Si yo digo que no puedo…todo está dicho: ¡No puedo!

    Te invito a que revises los hechos de tu vida: ¿Cuáles te importan más y recuerdas a cada momento? ¿Qué historias te cuentas de ellos? ¿Qué historias cuentas de ti a los demás? ¿Son limitantes o poderosas?

    Si bien tu autoestima puede ser un enemigo de tus resultados, la gran ventaja que tienes es que…¡depende enteramente de ti!

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: