El mayor cambio de mirada: ser mamá

  • En el coaching decimos que los resultados que tenemos dependen de nuestras acciones y nuestra forma de ser. Las acciones nuevas que hacemos transforman nuestra forma de ser.

    Compartir:

     

    Después de meses de estar juntos sin vernos, la pusieron sobre mi pecho. Ella me miró con sus ojos claros y profundos…totalmente abiertos. Era María Paz, mi primera hija a pocos minutos de haber nacido. Desde ese mismo momento, me di cuenta de que mi vida había cambiado por completo, cambiaría mi forma de ver las cosas y con ello, también se modificaría mi propia forma de ser. De igual forma, Joaquín y Felipe, mi segundo y tercer hijo respectivamente, fueron transformando el mapa de mi existencia.

    En el coaching decimos que los resultados que tenemos dependen de nuestras acciones y nuestra forma de ser. Las acciones nuevas que hacemos transforman nuestra forma de ser. A su vez, nuestra forma de ser limita o amplía nuestra capacidad de acción. A veces estamos sobre una misma situación una y otra vez, logrando el mismo resultado no deseado. Sin embargo, cuando ampliamos nuestra mirada podemos descubrir nuevas cosas que antes no habíamos visto y con ella, se generan nuevas posibilidades de acción y Siempre digo que ser madres o padres es una hermosa posibilidad que nos da la vida de realizar un cambio de mirada…tal vez, el más grande de todos. Luego de comenzar a ejercer este hermoso rol hice los siguientes descubrimientos:

    • Tu autoestima aumenta con frases tan sencillas como “mamá, te amo”.
    • Tu egoísmo se disipa…pasás de pensar en VOS a pensar en NOSOTROS.
    • Tu nivel de responsabilidad aumenta porque hay vidas que dependen directamente de ti y en las cuales impactas en forma profunda.
    • Tus prioridades se reorganizan y tus habilidades de administrar tu tiempo se
    • Aumenta tu creatividad en la solución de problemas (incluyendo aquellas que se dan a altas horas de la noche).
    • Te conectas con tus emociones a tal punto que un dibujo o una sonrisa de tu hijo/a pueden hacerte llorar.
    • Disfrutas de las pequeñas cosas, como acostarse juntos en la cama, descubrir un escarabajo, tener una hora más de sueño.
    • Tu amor descubre su posibilidad creadora…no se divide, ¡se multiplica!

    La lista podría seguir y seguir…sin embargo, la idea no es enumerarlas todas, sino que comiences a descubrirlas por ti misma. Disfruta y aprovecha esta maravillosa oportunidad de ampliar tu mirada.

    ¡Que pases un feliz día de las madres!

     

    firma patricia nieto

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: