Antídoto al consumismo de fin de año

  • Llegando a diciembre, ya vivimos múltiples actividades y situaciones con el correr de los meses, quizá hemos cumplido muchas de nuestras tareas, pero considero que no es menos importante, sino al contrario, es prioridad chequear también la lista con nosotras mismas.

    Compartir:

    Seguramente encontraremos unas listas infinitas de cosas sin resolver, acumuladas y que no fueron colocadas en jerarquía de prioridades, clasificadas entre lo que es importante y lo que es urgente.

    Paradójicamente todas estamos haciendo mil cosas al mismo tiempo, sin estar satisfechas con el desarrollo de cada una de ellas, a veces comenzando todo sin terminar nada.

    Cuántas veces en el transcurrir de este año, ¿pensaste en vos?

    Es momento de conectarnos con lo que queremos sentir, con lo que vos querés sentir, hay una equivalencia entre sensaciones y piezas de ropa que elegimos.

    Y para perfeccionar nuestro estilo personal, primero que nada, es importante que dejes de acomodarte en lo que la moda te impone, y definas qué es lo que querés transmitir, aunque eso implique salir de tu zona de confort.

    Los cambios drásticos generalmente asustan, así que empezá de a poquito, si por ejemplo, querés darle más color a tu ropero, optá por un collar llamativo, o una cartera de color, y tus prendas en colores neutros, estilizan, son versátiles y se notan menos cuando usamos muchas veces. Una colonia o un shampoo también pueden hacer la diferencia.

    Elegí de forma consciente, investigá sobre tiendas de ropas que se adecuen a lo que buscás, si querés cortarte el pelo o teñirte de un color diferente asesoráte con profesionales sobre el tema.

    Inspiráte con revistas, guardá combinaciones de colores que te gusten. Ojo, no es para que caigas en la rutina pero si pueden ayudarte a descubrir quién sos, qué te gusta, lo que realmente te importa y el cambio se note desde tu interior.

    Mejorar tu estilo personal, depende de tu actuar, cuando mirarse al espejo es no encontrarse en la apariencia que se ve, cuando no hay felicidad en lo que está dentro del ropero, es hora de actuar.

    Y para mirarnos con más amor no necesitamos ningún nombre en inglés, ni hacer un curso para desarrollar mil técnicas, sino direccionarnos hacia las pequeñeces de la vida que ejerciten el corazón, los ojos con una mirada más sensible y reemplazá Consumo por Autoestima.

     

    firma nueva

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: