5 claves para aumentar tu autoestima

  • Te contamos algunos consejos para que puedas superar tus problemas de confianza.

    Compartir:

    Aunque poco a poco vamos volviendo a la normalidad, entre el trabajo, el hogar y el ajetreó de estar de un lugar a otro, nos olvidamos de parar unos minutos y darnos palabras de aliento.

    En el ultimo año hemos aprendido como la rutina, la incertidumbre y el sobrecargo de trabajo generan dificultades en la salud mental como problemas de ansiedad, de depresión, problemas de conducta, estrés, adicciones, etc. La mayoría de estos trastornos necesitan de acompañamiento con profesionales para superarlos.

    Obviamente no existe ninguna poción mágica, sino que debemos tomar conciencia de que solo cada persona puede mejorar en este sentido a base de constancia y siguiendo algunos consejos basados en la evidencia científica. Por eso aquí van unos consejos para mejorar tu propia autoestima.

    1.Tratate con cariño y respeto

    Eres lo mejor que te ha pasado, así que demuéstratelo. Tienes derecho a ser feliz. Sé tu mismo, ponte en primer lugar y luego haz feliz a los demás contagiándoles de tu optimismo.

    2.No te compares 

    Cada persona es un mundo y tú eres la dueña del tuyo. Céntrate en ti. En tu vida. Todos tenemos algo bueno que aportar, y de nosotros depende encontrar el camino indicado. Envidiando e idealizando la vida del resto lo único que conseguiremos es sentirnos desgraciados.

    3.Regálate tiempo

    Haz actividades que te hagan feliz. Es la mejor manera de encontrarse con uno mismo y desarrollar tus habilidades sin prisa pero sin pausa. También puedes hacer ejercicios entre 10 a 30 minutos por días o leer el genero literario de tu preferencia.

    4.Empieza a pensar en positivo

    Cambia tus pensamientos de el ”no puedo” por “voy a intentarlo”, “voy a tener éxito”, “me va a ir bien”. Parece repetido, pero forzarse un poco a mirar las cosas buenas de la vida nos puede ayudar a salir de la dinámica negativa.

    5.Acéptate y perdónate

    Puedes escribir una carta en la que describas aquello que no te gusta de ti, y todo aquello de lo que te sientes culpable. No dejes nada. Léela con atención y valora lo que puedes mejorar. Despídete de esa carta y pártela en mil pedazos, dejando atrás la culpabilidad. Aún estás a tiempo de hacer borrón y cuenta nueva.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: