¿Se fue la adolescencia pero no el acné? Estas pueden ser la causas

  • Nadie, o casi nadie, puede evitar la aparición del acné en la adolescencia, y peor aún, algunos superan la etapa pero no este molesto problema cutáneo. Estas son las causas que podrían estar afectando a tu rostro.

    Compartir:

    Sí, hablamos de acné y lo primero que nos viene a la mente es la adolescencia; sin embargo, se trata de una afección presente hasta en un 55 % de gente adulta, con edades comprendidas entre los 20 y 40 años, según el diario The Sun.

    La persistencia de estos ‘granitos’, así como la piel grasa, puede deberse a varios factores, como problemas en el sistema digestivo, estrés e inclusive la almohada que utilizamos para dormir.

    ¿LA ALMOHADA COMO ENEMIGA?

    Sí, esa compañera con la que nuestro rostro pasa en promedio unas 8 horas por día, podría ser la causa de estas molestias en la piel.

    El portal Glencraft señala que por esta causa es importante prestar mucha atención, porque ese contacto de nuestra piel con la almohada puede producir esa erupción cutánea conocida como ‘acné mecánico’.

    El especialista David E. Bank, explica que «el polvo o el aceite que previamente ha entrado en contacto con la almohada se transfiere a nuestra piel cada vez que nos acostamos, obstruyendo de esa forma los poros», según publica el portal RT.

    Algunas medidas básicas que cita para tener en cuenta es cambiar la funda al menos una vez por semana y evitar dormir con maquillaje o con el rostro o cabello hidratado con productos oleosos.

    OTRAS CAUSAS

    Si bien la principal causa de la aparición del acné es la actividad hormonal, también juegan un papel determinante el estrés y el estilo de vida.

    «Cuando se está bajo tensión, el cuerpo produce andrógenos, hormonas -incluyendo la testosterona- que estimulan las glándulas sebáceas y los folículos pilosos y pueden conducir a erupciones», apunta el doctor Howard Murad, fundador de Murad Skincare.

    Hay otras actividades frecuentes de nuestro día a día que colaboran con la aparición de estos problemas en la piel, como el simple hecho de hablar por celular, ya que la suciedad que pueden albergar los smartphones se transfiere a la piel, o así también realizar ejercicios con maquillaje, lo que produce la mezcla de aceites con el sudor.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: