6 mitos y verdades sobre la lactancia materna

  • Estas creencias hacen que sea difícil para algunas madres e incluso otras abandonan la idea de dar pecho a sus bebés.

    Compartir:

    La lactancia materna es algo natural y favorece tanto la salud de la madre como del recién nacido, pero esta rodeado de mitos y realidades que merecen una aclaración en esta Semana Mundial de la Lactancia 2021.

    Mitos y realidades de la lactancia materna, según UNICEF

    1. Creencias populares

    «Las mujeres con pecho pequeños no pueden amamantar», «No todas las mujeres producen leche de buena calidad» o «No todas las mujeres producen leche suficiente para satisfacer el bebé»

    El tamaño de los pechos no influye en la lactancia. Todas las mujeres producen leche de buena calidad y en cantidad suficiente porque la lactancia es un proceso regido por la ley de la oferta y la demanda.

    2. Mitos sobre las madres

    «Las madres no puede comer ciertos alimentos» o «si esta enojada o asustada no puede lactar». Pero lo cierto es que la mujer necesita una dieta balanceada desde el inicio de su embarazo y durante la lactancia.

    Además, el estrés o el miedo extremo puede disminuir el flujo de leche, pero se trata de una respuesta temporal del organismo.

    3. Una vez que se interrumpe la lactancia no se puede volver a amamantar

    Con una técnica adecuada y apoyo, tanto las madres como los bebés pueden retomar la lactancia, tras un cambio de leche materna a fórmula.

    4. Creencias sobre el calostro

    La leche, en los primeros días, es amarillo y muchas madres piensan que es sucio y antihigiénico. La verdad es que no se debe desechar porque contiene muchos nutrientes.

    Y es amarillo porqué es rico en beta carotenos, una sustancia que previene muchas enfermedades. Además, contiene proteínas, vitaminas, es altamente nutritivo y fortalecen el sistema inmunológico del bebé.

    5. El bebé no debería succionar hasta que salga la leche blanca:

    La lactancia se debe iniciar en la primera media hora después del parto. La madre no debe esperar a que baje la leche blanca para dar de amamantar.

    6. Se debe dejar de amamantar cuando el niño o la niña aprenda a caminar

    Los bebés siempre deben ser alimentados solo con leche materna hasta los seis meses.  Y hasta los dos años cuando hay que complementar su consumo con otros alimentos.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: