Automasaje del cuello

  • Cuatro ejercicios para relajar el cuello sin mayores esfuerzos.

    Compartir:

    Es sabido que los músculos del cuello suman tensiones con mayor facilidad e interviene prácticamente en todos los movimientos de la espalda y columna vertebral, por lo que su conveniente relajación es condición indispensable para evitar mareos, jaquecas, molestias en la espalda y dolor cervical.

    Aquellos trabajos de oficina o actividades que llegan a forzar de forma continua la musculatura del cuello producen tensión muscular llegando a causar varias dolencias en el cuerpo. En realidad, cualquier posición mantenida durante largo tiempo resulta perjudicial para la musculatura, ya que sobre ciertos grupos musculares provocará tensión y en otras atrofias.

    Aquí algunos ejercicios recomendables para aliviar la tensión en el cuello

    • Con la cabeza erguida y el cuello estirado, gira la cabeza de forma rítmica y regular en ambas direcciones.
    • Cruzando las manos por detrás de la cabeza, empuja con la cabeza hacia atrás contra las manos, sin que éstas cedan.
    • En la misma posición que en el 2º ejercicio, baja la cabeza hacia el pecho y refuerza la presión con la fuerza de los brazos.
    • Apoya la barbilla sobre ambos puños y presiona con ella hacia abajo, intentando vencer la resistencia.

    Consejos

    1- Realiza alguna actividad física regular, caminata, natación, yoga…

    2.- Usa una almohada que mantenga el cuello formando una línea recta con la columna.

    3.- Evita sentarte en la misma posición durante muchas horas.

    4.-Adopta buenas posturas en el trabajo, no aguantes el teléfono con el hombro y, si es posible, hazte con una silla anatómica que proporcione un buen apoyo a la columna. Además, intenta levantarte de vez en cuando.

    5.- Si trabajas de pie, aprieta el abdomen, lleva los hombros hacia atrás y coloca un pie en un reposapiés o en una caja para descargar la columna y el cuello.

    Con estos ejercicios y prácticos consejos podrás mejorar las molestias y así cumplir con todas las actividades que te habías propuesto para el día.

     

    Fuente: Mujer de Élite

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: