Cinco cosas que nunca tenés que publicar en redes sociales

  • Publicar detalles íntimos de la vida privada se ha vuelto una costumbre en las redes sociales. Aquí te dejamos cinco puntos para que tengas en cuenta a la hora de compartir información en Internet.

    Compartir:

     

    El primer paso que se debe evitar es »aceptar» a personas desconocidas en la lista de amigos del Facebook. El problema empieza en el mismo momento que desconocés a ese ‘alguien’ que está siguiendo las publicaciones de tu muro personal.

    Los usuarios de las distintas redes sociales creen que mientras aseguran la configuración de privacidad y esta haya sido establecida correctamente están a salvo dentro de su círculo de amigos. Sin embargo, el inconveniente es que nunca se sabe quién está realmente mirando la información. Hay que tener en cuenta que algún amigo o familiar podría haber sido ‘hackeada’ tras instalar una aplicación, o cualquiera podría estar utilizando su cuenta porque olvidó cerrar la sesión en una computadora pública.

    El Periodico.com ofrece la lista de cinco cosas que nunca se deberían publicar en Facebook u otras redes sociales.

    1. Las fechas de nacimiento completas: Cuando el usuario divulga la información sobre la fecha de nacimiento de sí mismo o de sus familiares, está proporcionando una de las tres o cuatro piezas fundamentales de información personal que puede ser utilizadas por los ladrones de identidad para robarla.

    Lo mejor es que este tipo de datos no se indiquen en absoluto o se especifique solo el año. Ya que los verdaderos amigos deben conocer esta información de todos modos.

    2. El estado civil: A los acosadores les gusta saber que la persona que les interesa cambió su estad civil, para ellos es una señal para comenzar el acecho, además, tienen entendido que la persona ahora está sola en casa, sin su pareja a su lado. La mejor apuesta es dejar este espacio en blanco en su perfil.

    3. La dirección actual: A muchos usuarios les gusta etiquetar su localización en Facebook para especificar dónde están. Esto abre el camino a los ladrones: el usuario mismo contó que está al otro lado del mundo, disfrutando de sus vacaciones, y no va a volver hasta dos semanas después.

    Los delincuentes saben exactamente, cuánto tiempo tienen para robar su casa. Así que mejor subir sus fotos de las vacaciones cuando se llegue a casa.

    4. Decir que está solo en casa: Es extremadamente importante que los padres se aseguren de que sus hijos nunca publiquen que están solos en casa en su ausencia. Publicar este tipo de información en las redes sociales puede poner en peligro tanto a los niños, como a los adultos usuarios.

    5. Fotos de sus niños etiquetados con sus nombres: Los padres orgullosos publican cientos de fotografías y vídeos de sus hijos en Facebook sin pensarlo dos veces.

    Algunos hasta reemplazan las fotos de sus perfiles con las de sus hijos. Además, probablemente nueve de cada diez padres registraron el nombre completo de su hijo, la fecha y hora exacta de su nacimiento, algunos hasta mientras estaban todavía en el hospital después del parto. Otros publican las imágenes de sus pequeños, etiquetándolos a ellos y a sus amigos, hermanos y otros familiares.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: