Seducirlo en segundos

  • Formas de cautivarlo y disparar su libido

    Compartir:

     

    Tal vez te parezca difícil o muchas veces fácil excitar a un hombre pero es importante que vos como mujer sepás realmente qué deseas para trasmitirselo mediante caricias que solo tomarán segundos pero que serán largos momentos de pasión.

    Seguí estos consejos para conquistarlo con tus encantos de mujer:

     

    • Dale un masaje en sus pectorales. El pezón es otra área sensible en ellos, incluso más que en nosotras. Gran parte de su virilidad trata de reflejarse en su aspecto físico; si tocas con sensualidad sus pechos a manera de admiración, su ego subirá, así como sus ganas de lanzarte a la cama para mostrarte sus otros atributos masculinos.

       

    • Dejá a un lado la timidez y ofrecele un baile. Un baile sensual donde pases tu cuerpo sobre el suyo mientras haces movimientos al ritmo de la música, resaltando tus puntos más fuertes: piernas, cola y busto. Movete y deja que él te toque mientras lo haces. En menos de nada te agarrará y la danza será ahora de dos, pero ya sabemos de qué forma.

       

    • Aráñalo. No es una práctica sadomasoquista ni extrema, por el contrario, es una muestra de aprobación y satisfacción por parte de la mujer. Reemplaza de forma eficiente los gemidos que se producen en pleno acto. Apreta su espalda, sus brazos y muslos, como signo de placer y de que te está haciendo llegar al cielo. A ellos les gustan los rasguños delicados y la fuerza que ejerces sobre él cuando estás en pleno clímax del encuentro sexual.

       

    • Vendale los ojos mientras pasas tus manos por sus zonas erógenas, o mientras lo mordisqueas por todo el cuerpo. El misterio y la duda alterarán sus sentidos de forma positiva. Deja que juegue con tu anatomía a través del tacto.

       

    • Masajes en su espalda. Sentate en su espalda y movete con ritmo suave mientras le haces un masaje profundo que inicie en el cuello y termine en la cadera. La potencia con que lo hagas es el secreto del triunfo. Roza tu pelo en su espalda, el complemento perfecto.

       

    • Perfumes y cremas. Deja que él te aplique tu perfume o cremas favoritas, mejor si son nuevas y él no las conoce. La acción del contacto de la piel mezclada con la estimulación de las mucosas olfativas lo excitará en segundos.

       

    • Sin sosten. Deja que entre tu camisón o vestido se resalten tus atributos femeninos. En una tarde de domingo, en un viaje o en cualquier lugar donde la pena no te cohíba. No solo los concursos de camisas mojadas son aptos para “dejarte ver”. Nada más sexy que él pueda acariciar tu espalda debajo de tu blusa y encontrarse con un obstáculo menos. Eso lo pondrá a mil.

       

    • Es hora de comer…sobre tu cuerpo. No está de más si de vez en cuando le sirves la cena o desayuno sobre vos y le permitas que saboree sus platos favoritos junto con el roce de tu piel. Vos vas a ser el plato fuerte.

     

     

    Fuente: www.fucsia.co

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: