Orgasmos inolvidables

  • Las mejores posiciones para lograrlos

    Por Elina von Dyck

    Compartir:

     

    Un estudio reciente de la Universidad de Indiana reveló que el 85 % de los hombres dijo que sus parejas alcanzaban el orgasmo cuando tenían relaciones sexuales, mientras que solo el 64 % de las mujeres afirmó alcanzarlo. Esto nos lleva a pensar que muchos hombres piensan que están satisfaciendo a sus mujeres, cuando en realidad no lo están haciendo. La triste realidad es que muchos hombres no tienen la más pálida idea a la de que no están haciendo gozar a su pareja.

    Existen posiciones que facilitan a las mujeres alcanzar el clímax de manera más rápida. Por supuesto que vamos a compartirlas con ustedes para hacer sus vidas sexuales más fáciles y que puedan alcanzar un orgasmo garantizado y de película. ¡Manos a la obra!

    La mariposa: la mujer debe tenderse boca para arriba apoyando las caderas al borde de la cama mientras el hombre la penetra parado. Ella debe poner sus piernas sobre sus hombros, levantando ligeramente las caderas hacia arriba. Esta posición proporciona un ángulo fabuloso para la estimulación cervical con una penetración profunda que puede provocar intensos orgasmos vaginales. Esta posición también puede ponerse en práctica sobre una mesa o escritorio.

    Técnica de alineación coital o el misionero modificado: esta variante de la posición del misionero implica un ligero cambio que puede tener beneficios provechosos para la pareja. Estando en la posición misionero, el hombre debe penetrar a su pareja. Durante la penetración ella debe tener las piernas bien juntas y él debe mover ligeramente su peso hacia adelante para producir fricción sobre su clítoris al moverse. Esta posición es muy favorable para las mujeres que tienen más facilidad de alcanzar orgasmos clitoridianos.

    Las tijeras sentadas: Esta posición permite a la mujer tener el control y determinar la profundidad y el ángulo de la penetración, así como la cantidad de estímulo que su clítoris reciba. El hombre debe acostarse boca para arriba con las rodillas dobladas. La mujer debe colocarse sobre él dándole la espalda, con una pierna al lado de su cadera y la otra pierna entre sus piernas. De esta manera ella controlará el ritmo, la profundidad, la presión y la fricción que reciba.

    Sostenida en el aire: Ambos deben pararse mirándose frente a frente. Para la penetración ella debe sostenerse del cuello de su pareja mientras el hombre debe sostener a su pareja en el aire, agarrando ambos muslos, mientras ella cruza sus piernas en su espalda. No es fácil de lograr debido a que requiere de mucha fuerza por parte del hombre y también que la mujer sea bastante ligera y flexible, pero si lo logran obtendrán una enorme medalla con forma de “O”.

    La V de la victoria: El clítoris se encuentra escondido debajo de la capucha clitoridea. Esto hace que muchas veces no reciba suficiente estimulación durante el sexo. Exponiéndolo con los dedos puede resultar muy favorecedor para subsanar esto. Formen una “V” con su dedo índice y el dedo, apóyenlo sobre el monte de venus apuntando la “V” debajo a fin de que ambos dedos queden a ambos lados del clítoris, exponiendo el botoncito mágico a toda la acción que tienen planeada.

    Con las piernas al aire: Durante la penetración eleven sus piernas al aire y hagan que su pareja sostenga un tobillo con cada mano, separándoles las piernas y variando los grados y ángulos. Como los tendones de las piernas llegan hasta la cavidad pélvica, el mover las piernas va a generar interesantes sensaciones para ambos.

    La Reverse Cowgirl: En esta posición el hombre está acostado boca arriba mientras la mujer lo monta dándole la espalda. Esta posición permite un mejor acceso al clítoris facilitando notablemente el orgasmo con la estimulación directa que el clítoris recibe. Al estar arriba la mujer también tiene más control sobre los estímulos que recibe, la profundidad de la penetración y el ritmo.

    La almohada estratégica: Los expertos concuerdan que la posición del misionero se vuelve más agradable cuando la mujer coloca un almohadón debajo suyo para crear un nuevo ángulo para la penetración.

    Esta nota es parte de la edición Nº 66 de la Revista High Class, correspondiente al mes de Abril.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: