¿Madre soltera? Disfrutá de tu sexualidad

  • Tips para tener en cuenta a la hora de elegir un nuevo compañero sentimental. No por ser madre soltera estás denegada al amor, date una oportunidad y disfrutá de la vida.

    Compartir:

    Existen varios mitos en torno de las madres solteras, y uno de ellos es pensar que están “necesitadas” de tener sexo. Un artículo del sitio madressolteras.org  desmitifica algunos tabú sobre la sexualidad y recuerda que una mujer sola, madre o no, puede auto-satisfacerse a plenitud o darse una oportunidad con un compañero sexual.

    Paraguay es uno de los países en dónde existe una altísima tasa de mujeres solteras, por las condiciones culturales de machismo, porque muchas veces los hombres no se hacen cargo de sus hijos y porque la educación sexual sigue siendo un tema de lo que cuesta hablar en la casa, en la escuela y en todos los ámbitos de nuestra sociedad. Si sos una de ellas, aquí una reflexión del sitio especializado:

    Claro, dar y recibir afecto, escuchar palabras amorosas (reales) y compartirte con una persona a la que le interesas es algo insustituible, pero no es un requisito para el ejercicio de tu placer. La otra parte del mito, es el que construyen las mismas mujeres creyendo “que todos los que se le acercan las buscan solamente para abusar de ellas”.

    No es necesario alejarte de ellos y no volverlos a ver, lo importante es ponerles límites, saber decir no, no quiero o no me interesas. Pero hay otro punto a considerar, y si alguno te gusta y te atrae ¿por qué no tener una relación con él?

    Cada varón que aparece en la vida de una mujer no tiene que ser necesariamente “el hombre de su vida”, nada dice que tiene que ser “el rescatador” de ella y su bebé, ya que puede ser un compañero sexual y ya.

    Para su ejercicio sexual, para la expresión de su erotismo, muchas mujeres tienen que ponerle a sus relaciones la etiquetita de “es por amor”, “estoy enamorada”, confunden a la hormona con “amor” y se involucran en relaciones con poco futuro o que las destruyen.

    La madre soltera debe descubrir que ella es su mejor compañía, que vale casada o no, que con un hombre a lado o sin él, ella constituye una familia junto a su bebé y que merece respeto y valor ante sus propios ojos. Si ella misma no se reconoce y se quiere como es y está, nadie podrá hacerlo.

    Los tiempos han cambiado y ahora las madres solteras ya no se limitan a buscar solamente quién las mantenga, ahora requieren de buen trato, de una relación con respeto. Los tiempos de los “dueños”, los “patrones”, los que “daban los permisos”, cada día están más lejanos.

    Es cierto que las relaciones con madres solteras y sus hijos, pueden hacer una familia reconstruida, unida y homogénea. Pero desgraciadamente sigue pesando la cuestión social y las costumbres familiares de antaño.

    Otro aspecto que aparece con algunas madres solteras, es el regresar a la familia con una actitud de “pagar por su pecado”, de “expiar su culpa”.

    Cuando una madre soltera decide pedir ayuda a su familia de origen en muchas ocasiones la familia la acepta con una condición, que renuncie a su vida privada, es decir, que les garantice que no saldrá, que no tenga amigos ni mucho menos novio.  Debido a las necesidades que las madres solteras pasan muchas veces aceptan este tipo de condiciones.

    Con la familia se puede hacer una amalgama dañina y destructora. Hay madres o padres que establecen fuertes lazos de dependencia con los  hijos  y les llenan de tanto miedo e inseguridad que son incapaces de vivir su propia vida.

    Para muchas madres solteras no asumidas, no responsables plenas de su decisión, la familia es el sustituto ideal de la pareja, actúan como si necesitaran de algún tipo de legitimización.

    Cuando se es madre soltera, el intentar tener una vida amorosa puede ser  muy complicado, ya que toda la atención es sólo para los hijos, dejando a un lado la oportunidad de conocer a una nueva pareja. Sin embargo, no es imposible, ya que no es una razón para que vos o cualquier madre soltera se quede sola en casa.

    Así que para ayudarte a regresar al juego del amor y porque no, del sexo también, hablamos con varias mujeres que realmente han estado en esa situación y lo han logrado, así como expertos en relaciones de pareja, y les pedimos su consejo en cuanto a las situaciones más difíciles que puedes encontrar.

    Si sos mamá soltera, reincorporarte a las filas del noviazgo puede hacerte sentir como si te hubieran dado un papel estelar en tu propia telenovela. A la vez que entrás al reto de balancear las necesidades de tus hijos con las de tu nuevo compañero.

    • Si sos madre soltera y querés establecer una nueva relación con otra persona, a la hora de tener una cita, conviene si tus hijos son adolescentes, que les plantees con franqueza tu decisión. Los chicos de esta edad no sólo entienden lo que significa una cita, sino que es más probable que te descubran si no estás siendo honesta con ellos. Si tus hijos son más pequeños, decís únicamente que vas a salir con un amigo o amistades y te ponés de acuerdo con tu pareja para que el encuentro sea en cualquier sitio que no sea tu casa. Recordá que la reacción de tus hijos ante un nuevo hombre se verá influenciada casi seguramente por la relación con su padre y qué tan cerca esté él de ellos ahora. Si tienen una buena relación con el padre de tus hijos, es menos probable que se sientan amenazados por la posibilidad de una nueva figura masculina en sus vidas. Pero si hay tensión, tus hijos pueden ponerse furiosos y exigirte que no salgas con nadie. Si esto ocurre, sentate con ellos y explicales que vos y su padre continúan siendo amigos, pero que no volverán a unirse.

     

    • Uno de los errores más comunes que cometen las madres solteras, según las  terapeutas familiares, es intimar con un hombre en la propia casa, Invitar a un hombre a pasar la noche en casa, jamás tenés que hacerlo, “hasta que él sea tu pareja estable”. Al establecer este límite, no sólo evitás tener que explicar el delicado asunto a tus hijos, sino que también los proteges contra el riesgo de encariñarse con tu novio en caso de que el romance sea un enamoramiento pasajero.

     

    • Si estoy saliendo con alguien por un tiempo, ¿debo permitirle conocer a mis hijos?  Aunque siempre debes informar a tu pareja desde el principio que tenés hijos, aguardá al menos tres a cuatro meses antes de hacer presentaciones. Para entonces, vas a saber si es un hombre con el que puedes involucrarte seriamente, y así evitarás que tus hijos se encariñen con alguien que quizá ya no esté presente en sus vidas dentro de dos semanas. Además, posponer el encuentro también te ayudará a evitar clavarte en una relación.

    Finalmente, existen dos cosas que toda mujer -sea madre soltera o no- deben tener en cuenta cuando les presentan a un desconocido. Pensá: aunque sea amigo de un amigo, si jamás te habías encontrado con él, es una persona desconocida.

    • Asegurate de que tus primeras citas sean en algún lugar público y de no terminar en la casa  de él.
    • Siempre mantené tu celular cargado por si hubiera una emergencia, y asegurate de que al menos una persona sepa dónde y con quién estás. Aunque este consejo también es válido para chicas solteras.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: