Controlá los celos

  • Te dejamos algunos consejos muy prácticos para controlar esos celos dentro de tu pareja y evitar malos momentos.

    Compartir:

    Estos siete consejos fueron extraídos de muchos autores que han estudiado un fenómeno del que casi todo el mundo ha sido protagonista o víctima en algún momento. El portal Muy Interesante lo expone en estos puntos.

    1. Adopta una postura activa con respecto a lo que sientes. No te dejes inundar por los celos sin hacer nada. Decide cómo quieres transformar tus emociones y trabaja en ello con tenacidad.

    2. Recordá cómo has manejado la situación con anterioridad. Las primeras experiencias las tenemos de niños con nuestros padres. Es lo que se experimenta, por ejemplo, cuando nace un hermano pequeño, en la conocida como etapa de príncipe destronado. Después, se revive esta emoción con amigos, adultos de referencia o los primeros amores. Si hasta ahora no has sabido canalizar esos recelos, esta es una oportunidad para aprender. Si en otras ocasiones los has gestionado bien, trata de aplicar las mismas estrategias, aunque el contexto sea distinto.
    3. No conviertas tus sentimientos en un asunto público. La celotipia consiste en sentirse solo entre enemigos sonrientes. Si todo el mundo conoce tu inquietud, aumentarán tus ideas paranoicas.

    4. Elige bien a quién cuentas lo que sientes. No se lo comuniques a la persona involucrada para no condicionarla. Lo que haga la otra parte para que dejes de tener celos la privará de libertad y no servirá de nada. Si no trabajas interiormente tus sensaciones, renacerán.

    5. Analiza qué parte de tu sentimiento de exclusividad está involucrada. Quizá sea la sexualidad, el compromiso, los planes conjuntos, la intimidad, la química intelectual… Céntrate en aquello en lo que ya no te sientes único para la otra persona, no generalices el problema al resto de ámbitos de la relación.

    6. Trata de reconquistar ese territorio. Recurre a las fórmulas que te sirvieron con anterioridad para convertirte en alguien exclusivo en ese aspecto concreto.

    7. Marcate un objetivo que te sirva para evaluar si la reconquista ha triunfado. Puede ser que la otra persona te cuente algo íntimo, o tus relaciones sexuales se conviertan en las mejores que has tenido nunca o que planifiquéis un viaje solos. Es decir, la actividad tiene que guardar relación con el espacio en que te sientes en peligro. Es importante que se trate de un acontecimiento objetivo que ponga fin a tus desvelos… al menos hasta la siguiente señal de alarma.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: