¿No es tan malo comer pan?

  • Un estudio del Departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria afirma que el pan no es el responsable del sobrepeso, como muchos lo piensan.

    Compartir:

    Un reportaje de Muy Interesante desmitifica la mala fama de los panificados y su relación con la obesidad.  No se puede decir que comer pan ayude a adelgazar, pero dejar de comer, no ayuda a perder peso. Al menos, eso es lo que afirma Lluís Serra, coautor de esta investigación que publicó Nutrition Reviews, quien  asegura que las dietas que eliminan los hidratos de carbono solo consiguen “deteriorar el patrón alimentario mediterráneo” y no ayudan a que las personas obesas pierdan peso.

    «Y es que el pan, esa deliciosa masa de harina y agua cocida al horno que nos acompaña desde tiempos inmemoriales, no solo aporta a nuestra dieta nutrientes esenciales. Los últimos estudios científicos indican que reporta múltiples beneficios a la salud. Por ejemplo, consumir 2,5 raciones de pan integral al día reduce un 21 % el riesgo de sufrir cardiopatías, de acuerdo con un estudio de la Wake Forest School of Medicine, en EE. UU», añade la publicación.

    El reportade de Elena Sanz insiste en las bondades del pan y señala que  «aplicando técnicas de metabolómica para analizar cómo nos afecta consumir pan blanco y pan integral, Rafael Llorach y sus colegas de la Universidad de Barcelona descubrieron que la ingesta diaria de este alimento esencial se asocia a un perfil lipídico más saludable, lo que se traduce en bajos niveles de colesterol malo o LDL y en niveles altos de colesterol bueno o HDL»

    «El consumo de pan mantiene bajos los niveles de insulina en sangre, algo muy importante si tenemos en cuenta que evita que la glucosa se acumule en ella sin entrar en la célula y que acabemos padeciendo diabetes», finaliza.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: