Diabetes: Frutas en vez de jugos

  • Nuevo estudio dice que manzanas y uvas pueden tener un papel importante en la prevención de Diabetes tipo 2.

    Compartir:

    Según un estudio  que se publica en las páginas de la revista ‘British Medical Journal’, las frutas sí tienen un papel importante en la prevención de la diabetes tipo 2. Esta investigación refuta otros tres estudios anteriores realizados en Estados Unidos que ponían en dudas el rol de las frutas en la prevención de esta enfermedad.

    En total, los autores del trabajo analizaron los datos de 187.382 individuos, que no presentaban diabetes, enfermedades cardiovasculares o cáncer al inicio del seguimiento.  ¿Los resultados? La fruta sí tiene un papel protector frente a la enfermedad metabólica -especialmente si se trata de uvas, manzanas y arándanos-, pero para conseguir este beneficio es necesario consumirla en piezas. Porque el jugo, subraya la investigación, parece provocar el efecto inverso.

    Entre otras variables, estos científicos estudiaron la frecuencia de consumo de diez tipos distintos de frutas (tanto en piezas como en zumo) y evaluaron a medio plazo cuántos de los participantes analizados habían desarrollado diabetes tipo 2.

    El trabajo puso de manifiesto que aquellos que consumían al menos dos raciones de ciertas frutas al día -principalmente manzanas, uvas y arándanos- tenían un riesgo menor (un 23% más bajo) de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellos que tomaban menos de una ración al mes. En cambio, los participantes que solían tomar varios zumos de fruta al día tenían un riesgo significativamente mayor -del 21% concretamente- de desarrollar la enfermedad metabólica.

    Según explican los investigadores en la revista médica, esta paradoja puede deberse a que el jugo se digiere de forma más veloz que la fruta completa, lo que provoca en el organismo una mayor y más rápida carga de azúcar. De cualquier manera, los investigadores subrayan que el índice glucémico de cada fruta no parecía tener nada que ver con su papel más o menos protector frente a la diabetes tipo 2.

    Fuente: www.elmundo.es

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: