¿Cuándo el dolor menstrual es más que un dolor?

  • Atenti a las señales de alerta

    Compartir:

    Habitualmente calmamos nuestros dolores menstruales con antiinflamatorios y otros medicamentos de fácil obtención. Pero debemos estar atentas porque a veces pueden ser síntoma de problemas que necesitan estudio y tratamiento.

    Por ello debemos poner atención, puede ser que nos afecte la dismenorrea, más conocida como menstruación dolorosa. Una enfermedad que afecta a una de cada diez mujeres en edad fértil.

    El ginecólogo de Clínica Ciudad del Mar, Ignacio De la Torre Chamy,  consultado por el sitio revistamujeres, explica que existen dos tipos de dismenorrea: la primaria,  aquella que no tiene una causa que la explique y la secundaria que puede ser originada por  enfermedades como la endometriosis.

    Las dismenorreas pueden presentarse con diversos niveles de severidad: leve es cuándo se manifiesta con dolor durante la menstruación y se alivia con analgésicos, sin interrumpir la vida diaria. La severa afecta la calidad de vida, con intensos dolores durante todo el mes,  acompañados algunas veces de  nauseas, vómitos y desmayos. Este tipo de endometriosis no se alivia con analgésicos tradicionales, debiendo utilizar incluso derivados de la morfina y en muchas ocasiones se asocia a ausentismo escolar y laboral.

    El doctor De la Torre explica que «En los casos de pacientes con dolor leve a moderado, se lleva a cabo un tratamiento con antiinflamatorios y se controla la evolución entre tres a seis meses. En algunas ocasiones también se usan anticonceptivos orales, pues al regularizar y acortar el periodo menstrual, pueden disminuir las molestias asociadas».

    Las causas se pueden reconocer por distintos medios, explica De la Torre  «En casos severos, donde sospechemos endometriosis, se recomienda realizar una ecografía transvaginal con preparación intestinal, la cual ha demostrado mejores resultados diagnósticos que la resonancia nuclear magnética. Este examen permite identificar nódulos profundos de endometriosis que pueden estar ubicados en la pared vaginal y rectal» .

    Otra  alternativa para casos severos de dolor pelviano es la videolaparoscopía. Este procedimiento se realiza con anestesia general y consiste en introducir una cámara de video a la pelvis y tomar muestras de las zonas sospechosas de enfermedad, resecando de paso  el tejido afectado y corregir eventuales alteraciones que puedan afectar tu fertilidad.

    Fuente: revistamujeres.cl

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: