El crochet de «Bombonita»

  • Indudablemente las mujeres siguen marcando territorio. En esta nota te contamos de Sandra, una mujer de 27 años que ayuda a su familia con sus atractivas creaciones de croché.

    Compartir:

     

                                                                                                                                                                                                                             Por Vivian Urbieta

                                                                                                                                                                                                                              vurbieta@sd.com.py

     

    “Bombonita Creaciones”, el espacio de las prendas de crochet, abre sus puertas a Ella Emprendedora. Casada, de 27 años y con dos niñas, Sandra Barboza es la dueña de este emprendimiento. Confiada,  asegura que en nuestro país no existen impedimentos para quien desee trabajar e insta a las amas de casa a emprender trabajos manuales.

    Su pasión por tejer empezó desde muy pequeña, cuando su abuela,  no vidente, realizaba trabajos de crochet.

    Desde chica siempre la veía tejer y me llamaba la atención porque ella es no vidente desde hace mas de 30 años, ahora tiene 90 años, y sigue haciendo para regalarnos manteles carpetas y gorras de croché”, comenta. Hoy en día la enseñanza de su abuela se convirtió en su mayor pasión. “Me interesé y le pedí que me muestre. Como se dice a ojo aprendí a hacer y fui perfeccionándome hasta llegar donde estoy ahora”, asegura.

    11

    10

    Cuando teje, Sandra piensa en lo lindo que le va quedar a mi clientito/a lo que le estoy haciendo, es como tejerle a mi hijo/a algo. Lo hago con mucho cariño y cada pedido es especial”. 

    Bombonita”, nació con mi hija

    El nombre de Bombonita Creaciones surgió en la época de la adolescencia, justamente experimentando el chat en internet. “Cuando entré a una sala de chat para conocer gente, (típico de los jóvenes) y me puse el nick “Bombonita” sin pensar, y me encantó. Siempre dije que algún día usaría para el nombre de un negocio. Hoy mis amigas y amigos me llaman mas «bombo» que Sandra”, dice entre risas.

    El negocio como tal, nació hace cuatro años, con el nacimiento de su hija menor. Confiesa que cuando estaba embarazada confeccionaba zapatitos y vestiditos para la bebé. Pronto decidió publicar fotografías de sus creaciones en las redes sociales y vender los productos exclusivamente por internet.

    Haciendo nuevamente uso de la tecnología, creó la fan page de Bombonita que logró la total receptividad del público.

    Sandra Bardoza confecciona accesorios, vestidos y prendas de crochet en su propia casa, ubicada en Lambaré. “La tía Bombonita teje desde zapatitos, gorras divertidas, vestiditos glamorosos hasta para un año, trajes de baño chic, accesorios para el pelo, forros únicos para guampas de mate, pantumedias para adultos, souvenirs y lo que este a mi alcance tejer”, explica.

    Un vestido está listo en seis días en tanto que una prenda para un recién nacido lleva menos tiempo. Las medidas no son un problema para esta microempresaria ya que cuenta con una serie de muestras por edades.“Tengo las muestras de gorritas, medidas de pie y ropitas hasta los 8 años o si ellos quieren, le miden el pie al bebe para los zapatitos”, agrega.

    bob

    Los materiales me encargo personalmente de comprarlos, soy muy selectiva con mis hilos. Ante todo siempre calidad, comodidad y estilo”, señala.

    Los pedidos para «Bombonita Creaciones» se realizan a través de la fan page y hay que hacer un adelanto del 50 por ciento del precio total. En el trabajo, también colaboran su madre y su esposo, quien se encarga de la entrega de los pedidos aunque confiesa que le gusta trabajar sola porque es muy detallista.

    Muchas mujeres como Sandra se dedican, desde sus casas, a las manualidades y salen adelante convirtiéndose en un orgullo para sus familias. ¿Conocés mujeres emprendedoras?  ¡Compartí las historias que conozcas con nosotras!

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: