¿Qué como después de un bypass gástrico?

  • El bypass gástrico es una de las alternativas quirúrgicas más habituales entre personas que padecen de obesidad.

    Compartir:

    Este tratamiento ofrece un cambio importante para la vida del paciente, garantizando la pérdida de peso, sin embargo es necesario cambiar algunos hábitos para garantizar el éxito total de la intervención.

    Si estás dudando entre someterte o no a esta cirugía, o de pronto ya lo superaste y queres saber tus opciones alimentarias leé a continuación:

    Consejos

    • Luego de salir de una operación de bypass gástrico seguí al pie de la letra las indicaciones del médico. Normalmente se inicia con una dieta líquida a la que vas incorporando alimentos sólidos poco a poco.
    • Durante el primer mes llevá una dieta de alimentos líquidos o triturados, así permitirás que tu estómago se recupere. Pero no olvides ingerir todos los nutrientes que el cuerpo requiera, por lo que se recomiendan cremas de vegetales y proteínas, sopas que mezclen por ejemplo carne o pollo licuado, purés de papa o vegetales, compotas de frutas, etc.
    • Ajusta las porciones que vas a ingerir en el primer mes. Debido a que la operación consiste en una reducción del tamaño del estómago, comer en las cantidades en las que se hacía antes no solo resulta imposible, sino que además trae consecuencias como el malestar estomacal intenso.
    • Después de un bypass quedarás satisfecho mucho más rápido, por eso es importante comenzar a comer también con el cerebro y ajustar las porciones a tamaños mucho más pequeños de los habituales. Comenza consumiendo 1/4 de lo que comerías antes para probar, si quedas satisfecha no comas más.
    • Los alimentos, al menos durante los tres primeros meses, deben ser blandos. Se recomienda optar por carnes suaves que además estén picadas en trozos pequeños para que se puedan digerir mucho mejor en tu estómago, así evitas que trabaje más de lo necesario.
    • Luego de este período y con permiso de tu doctor, podrás comenzar a incorporar los alimentos sólidos habituales, incluyendo granos, frutos secos, etc.
    • Luego de un bypass gástrico la forma de comer debe cambiar. Por eso en lugar de tres comidas principales y abundantes, lo mejor es realizar 5 comidas diarias con porciones más pequeñas. Escuchá a tu cuerpo y olvidate de la forma en la que comías antes, una vez que te sientas satisfecho dejá de comer, no importa si ingeriste poca cantidad, es necesario seguir a cabalidad éste consejo para evitar el malestar.
    • Mantené una dieta sana después del bypass gástrico, no solo para ver mejores resultados de forma más rápida, sino también para garantizar la salud de tu estómago. La proteína magra como el pescado, el pollo, el pavo o las carnes rojas sin grasa, son buenas aliadas. Además debes consumir frutas y vegetales a diario para mantener tu cuerpo nutrido.
    • Evita los alimentos y preparaciones muy grasosas, los azúcares procesados, los alimentos que pueden quedarse pegados en las paredes del estómago, como el pan o la pasta. Limita también el consumo de gaseosas, alcohol y comida chatarra.
    • Come lento y mastica muy bien los alimentos, triturándolos lo más que puedas antes de tragar.
    • No bebas líquidos ni antes ni durante la comida, así tu estómago no se llenará de agua y podrás comer un poco más de alimento, permitiendo a tu cuerpo recibir la mayor cantidad de vitaminas.
    • Es muy importante que consultes a tu médico respecto a la posibilidad de tomar suplementos vitamínicos, solo un especialista puede indicarte si es conveniente hacerlo.

     

    Fuente: belleza.uncomo.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: