Primeriza: Trucos para cambiar pañal a tu bebé

  • La dulce espera emociona desde el primer momento. Consejos a padres primerizos para el momento del cambio del pañal.

    Compartir:

     

    Los recién nacidos utilizan diez o más pañales al día. El cambio de los desechables, al principio puede parecer complicado, pero con un poco de práctica, se logra mantener seco, cómodo y contento al niño, además de descubrir que es fácil.

    Baby Center recomienda que antes de proceder a realizar el cambio de pañal, lavarte las manos y que elijas un lugar calentito, limpio y seco para cambiar al bebé.

    Usá un colchoncito especial que te servirá de protector para no ensuciar la sábana, puede servirte una toalla, un pañal de tela limpio o cualquier otra superficie suave y cálida.

    Prepará todo los materiales necesarios y seguí estos pasos

    1. Doblá los cierres adhesivos del pañal y mandalos hacia atrás, pegá sobre sí mismos para que no se adhieran a la piel del bebé, pero aún no le quites el pañal sucio.

    2. Limpia la colita primero con el propio pañal.

    3. Con una mano, sujetá al bebé por los tobillos y subile levemente las piernas levantando un poco las nalguitas. Aunque este gesto parezca un poco raro, es una manera muy eficiente de hacerlo.

    4. Dobla al medio el pañal sucio y dejalo bajo las nalguitas del bebé, con la parte sucia en el interior del pañal.

    5. Usá una toallita desechable o una toallita de tela mojada para limpiar cuidadosamente el área genital.

    6. Las niñas se deben limpiar de adelante hacia atrás (en el sentido opuesto a su vagina). Esto disminuirá la posibilidad de que entren bacterias del recto a la vagina que podrían causar una infección.

    7. Levantá las dos piernas del bebé y límpiale las nalguitas.

    8. Cambiá el pañal sucio por uno limpio. Abrí el pañal y colocá la parte que tiene los cierres adhesivos bajo las nalguitas. Ahora doblá la parte de abajo sobre la barriguita del bebé, pasándolo entre sus piernas (separale las piernas lo más posible, pero sin hacerle daño).

    9. Tené cuidado que el pañal no se abulte demasiado entre las piernas, lo cual podría provocar irritación e incomodidad. Para los recién nacidos, evitá cubrir el cordón umbilical (hay pañales diseñados especialmente para los recién nacidos que tienen recortada la parte delantera). Para los varones, cerciorate de que el pene esté apuntando hacia abajo para reducir la posibilidad de que se salga la orina.

    10. Cerrá el pañal pegando las tiras adhesivas de los dos lados. Asegurate de que quede bien ajustado, pero no tanto y no irrite la piel. Consulta las instrucciones del fabricante del pañal para otros consejos específicos de esa marca

    11. Cerrá el pañal sucio, envolvé y pegá las tiras alrededor de sí mismo. Poné en una bolsa de plástico y tirá en el bote de los pañales sucios. Vestí al bebé y lavate bien las manos.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): , , ,

    Más notas: