¿Peces para los pies?

  • Ictioterapia para la regeneración de la piel.

    Compartir:

     

    El lujo más absoluto llega directamente al cuidado de tus pies para eliminar todas las durezas e imperfecciones de tu piel. La ictioterapia consiste en introducir los pies en una piscina repleta de pequeño peces y anfibios para dejar que se coman todas aquellas imperfecciones que tanto afean una parte tan importante de nuestro cuerpo, sobre todo en verano, como son los pies.

    Estos pececillos suelen pertenecer a especies provenientes de los ríos de Turquía, Siria e Irak denominados «Garra Rufa». Son pequeños e inofensivos, no tienen dientes y tienen la manía de hacer ventosa con sus pequeñas bocas para comerse esas pequeñas impurezas que se alojan en la piel humana, haciendo un excelente y efectivo trabajo exfoliante.

    Este tratamiento se suele recomendar para tratar psoriasis y acelerar la cicatrización de heridas, ya que tiene un importante efecto regenerativo. Además, funciona como masaje relajante y como un poderoso medio de hidratación de la piel. Los pececillos segregan, además, una enzima denominada «dithranol», una vieja conocida en las mejores marcas de cosméticos para crear sus famosos productos de rejuvenecimiento.

    La ictioterpia consiste en sumergir los pies en una piscina donde, inmediatamente, centenares de peces comienzan a trabajar. El cosquilleo inicial se transforma poco a poco en un suave y efectivo masaje. La increíble sensación es comparable al efecto que provoca meter los pies en un jacuzzi.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Fuente: www.cosmohispano.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: