La maternidad y las exigencias estéticas actuales

  • La madre de hoy necesita recuperar su figura, y su autoestima, para seguir siendo tan productiva como lo era antes de ser mamá.

    Compartir:

    Desde el siglo XIX, la mujer tiene un rol más participativo en la sociedad. Es más activa, trabaja fuera de casa, realiza actividades físicas y es mamá. Con estos cambios en el estilo de vida, y las necesidades de autorrealización profesional, las madres necesitan reincorporarse de la mejor manera a sus actividades luego de dar a luz. Así lo afirma el Dr. Derliz Mussi, cirujano plástico especializado en España.

    Foto: taza-and-husband.blogspot.com

    Anteriormente – explica Mussi – la responsabilidad de una mujer era ser madre y cuidar de sus hijos dentro del hogar. Además de esto, tenía que aceptar las huellas de la maternidad en el cuerpo. “Hoy, el mundo globalizado exige que la figura femenina se acople al mundo laboral e incorpore nuevas obligaciones. En muchas ocasiones, un trabajo demanda una buena presencia y un buen estado físico”, señala.

    BabyCenter, una junta de asesores médicos de EEUU, realizó recientemente una encuesta a 7000 mujeres sobre el cuerpo después del embarazo. El 65% de las madres no recuperó su peso normal, el 87% refirió que, luego de uno o dos años, su vientre no regresó a su estado original. Más del 50% confesó no sentirse a gusto con su cuerpo post maternidad y la misma cantidad recibió críticas negativas de sus padres sobre sus cuerpos.

    Como resultado de esta necesidad surgió el mommy makeover, un conjunto de técnicas quirúrgicas que combina la liposucción, la mamoplastia y la abdominoplastia para restaurar la figura de la madre. Según Mussi, “Consiste en trabajar la lipodistrofia (alteración de la grasa corporal), reparar la pared muscular abdominal y realizar el levantamiento de senos o aumento del volumen, dependiendo de cada caso.”

    Cuándo hacerse el Mommy Makeover

    Sobre el tiempo indicado para la intervención, Mussi enfatiza que la prioridad es dedicarse al cuidado del niño luego del parto. “Se recomienda esperar entre 6 y 9 meses. Entró de moda, en EEUU y figuras de Hollywood, realizar el mommy makeover inmediatamente luego del parto. Sin embargo, la madre no debería asumir un reposo extra con un recién nacido. Además, puede requerirse el uso de antibióticos nocivos para el bebé”, dice.

    El profesional sigue argumentando que no es conveniente realizarse simultáneamente la cirugía, ya que el útero tarda un mínimo de 6 meses en reducirse. “El resultado no sería el mejor porque la cantidad de piel extraída sería mucho mayor. Sin embargo, tras este periodo, la intervención sería menos agresiva porque retiraría solo la piel que no se pido retrajo”, refiere.
    Otro factor influyente en el tiempo de espera para la operación es el periodo de lactancia. La mamoplastia requiere de reposo y especial cuidado en esa zona. Teniendo en cuenta esto, el Dr. Derliz Mussi recomienda realizar esta intervención entre 3 o 6 meses después de no dar de mamar. El periodo de recuperación varía de acuerdo a cada caso en particular y se debe evaluar de forma independiente.

    El cirujano concluye recomendando a todas las mujeres que aprovechen la etapa de la maternidad desde sus inicios, donde se fortalece el lazo entre madre e hijo. Para lo que no se consiga recuperar – asegura – está el mommy makeover, que es una herramienta súper eficaz para restaurar la figura.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: