Estos son los smartphones más caros del mundo

  • La joyería británica Alchemist London creó un diseño del último smartphone de Apple bañado en oro de 24 quilates y recubierto de 700 diamantes, cuyo precio es de 720.700 euros.

    Compartir:

    Que los celulares de alta gama actuales no están pensados para todos los bolsillos (el precio de la mayoría ronda los 1000 dólares) es un hecho. Al margen de los productos de última generación, existe una línea de precios muy exclusivos que superan con creces los sueños de todo humano. El iPhone es, para muchos, un objeto de deseo, pero desde que apareciera en 2007 firmas de joyería han realizado sus particulares diseños con incrustaciones de diamantes y bañados en oro. Y sí, hay mercado.

    La joyería británica Alchemist London ha ideado un concepto de iPhone 5S, el último smartphone de Apple, bañado en oro de 24 quilates y recubierto de 700 diamantes -50 se utilizaron para crear el logotipo-, cuyo precio escandalizará a más de uno: 720.700 euros. Esta lujosa edición no es la única que se puede encontrar en su gama de productos. Esta empresa también diseña computadoras de oro (un MacBook pro cuesta 38.500 euros), pero también modelos anteriores de iPhone como el caso del 4S, con un costo más asequible (950 euros).

    Otra joyería, Stuart Hughes, ideó un iPhone 4S recubierto de oro de 24 quilates y con 500 diamantes a lo largo y ancho de su carcasa que costaba nada más y nada menos que unos 7 millones de euros. Este taller de alta joyería está especializado en «gadgets» exclusivos solo para multimillonarios cuya ostentosa vida es admirada y deseada. Su público: famosos, actores, artistas internacionales y magnates. Unos 11.700 euros es el precio del iPhone 5 Black Diamond, también construido en una placa maciza de 24 quilates y 600 diamantes. No apto para todos los bolsillos.

    Joyeros como Peter Aloisson llevan años convirtiendo móviles en joyas. En 2006 una de sus creaciones se consagró como el celular más caro del mundo. Era el Diamond Crypto Smartphone, que tenía una carcasa cubierta en oro rosa y 50 diamantes y costaba 1 millón de euros. Precisamente, este diseñador y artesano joyero ha tenido en su trayectoria numerosos modelos de, digamos, superalta gama, como versiones de los Nokia E51 u 8800.

    Sorprendió también en 2006 el GoldVish Le Millio que también costaba 1 millón de euros y cuya producción se limitó a tres unidades, mientras que el modelo Illusion (2007) fue el primer smartphone hecho de oro macizo, cristal de zafiro, y un recubierto de piel de cocodrilo. Su precio: 18.000 euros.

    Destinados a los bolsillos del jet set, Vertu ha creado diseños especiales de tecnología hecha a mano como el Cobra, que contiene 2 diamantes, 2 esmeraldas y 439 rubíes y su precio asciende a 310.000 euros. El año pasado esta compañía fabricante de teléfonos de lujo lanzó el Vertu Ti, que incorporaba sistema Android en su desembarco en el campo de los smartphones.

    Otra firma conocida como Ulysse Nardin, especializada en relojes suizos, comercializó en 2009 su primer teléfono móvil de lujo. Se fabricaron 100 y cada uno contaba con 3.100 diamantes de 20 quilates y su precio oscilaba en torno a los 130.000 euros. Algo similar se encuentra en la colección del fabricante Goldstriker International, que diseña tabletas y teléfonos de oro. En su momento creó el artístico iPhone 3GS Supreme, valorado en 3 millones de euros (53 diamantes y oro de 24 quilates).

    De concepto más radical y diferente, Gresso, que también ha diseñado sus propios conceptos de iPhone, tiene en su catálogo el Luxor Las Vegas Jackpot, cuyo precio de 1 millón de dólares haría a más de uno caerse de bruces. Este modelo incorporaba diamantes negros, oro y cristales de zafiro. Ya el pasado año sorprendió a todos con el Radical R1, un Smartphone construido en titanio cuyo coste de 1.600 euros le convertía en su modelo más económico.

    El sector de los móviles y la tecnología «fashion» tuvo en la versión del Motorola RAZR V3i diseñado por Dolce & Gabbana uno de sus grandes momentos en los últimos años. Aquel terminal de tapa estaba fabricado en oro líquido y se construyeron unas mil unidades. En este segmento BlackBerry, ahora en horas bajas, hizo el pasado año su particular incursión con el P9981, un móvil diseñado por el fabricante de coches Porsche.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: