El hijo de Adele ganó una demanda contra paparazzis

  • A pesar de tener tan sólo un año de edad, el pequeño ya ganó un juicio.

    Compartir:

     

     

    Angelo, el hijo de un año de la cantante Adele y su pareja, Simon Konecki, ganó una cuantiosa suma de dinero en un caso contra fotos de paparazzis que retrataban su día.

    La artista de 26 años y su pareja emprendieron una demanda en contra de la agencia de fotos Corbis Images U.K Limited, luego de que publicaran imágenes de su bebé y las hicieran disponibles para su publicación en tabloides británicos.

    Abogados de la intérprete dijeron hoy en Londres que la cantante quiere asegurarse de que su hijo nunca se convierta en “propiedad pública”.

    “Es un asunto de profunda tristeza que muchos de sus hitos, como su primera salida en familia y su primer paseo a un parque fueran fotografiados y publicados en el mundo entero contra los explícitos deseos de la familia”, dijo el abogado de Adele, Jenni Afia, vía BBC News. “Estas imágenes fueron tomadas durante tiempo privado que no tenía relación con compromisos públicos. Representan una clara violación del derecho de nuestro cliente a la intimidad”.

    Las fotos en cuestión fueron tomadas en junio y noviembre de 2013. Corbis Images U.K Limited ha acordado pagar los daños y costos legales a Angelo y, además, las fotos no volverán a ser utilizadas.

    “Estas imágenes eran de un día rutinario en familia, por lo cual los paparazis no tenían derecho a entrometerse, lucrar y archivar las fotos en bibliotecas de imágenes para su uso futuro”, dijo Afia.

    Pese a la demanda, el abogado insistió en que Adele está agradecida por el apoyo de sus fans, agregando que ella ha aprendido a aceptar que es una figura pública. “Está muy agradecida con el público y la prensa por su apoyo. Estar en el ojo público no significa que tus hijos son propiedad pública. Nuestras leyes dan protección total contra los paparazzis y más padres deberían usarlas”, recalcó.

    En cuanto al dinero recaudado, Afia aseguró que los padres de Angelo lo guardarán en un fidecomiso.

    “Adele y Simon están complacidos de que esto se haya resuelto. Continúan haciendo todo lo que pueden para proteger los derechos de Angelo contra los paparazis incluyendo el tomar acciones legales cuando sea necesario. También continuarán en sus esfuerzos por mejorar las leyes sobre los paparazis y los niños, fundamentándose en la campaña que Adele ayudó a establecer en California que resultó en normas más estrictas contra el acoso”, agregó.

    “Los hijos de personas famosas no son celebridades. La ley puede y debe protegerlos”, concluyó.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: