Crack: una droga que debe preocupar a todos

  • Los consumidores se concentran entre los jóvenes de 15 a 25 años.

    Compartir:

     

    No sólo es un problema de salud pública. Cuando alguien de la familia consume crack afecta a todos. ¿Cómo lo asumimos? El crack es el nombre vulgar de un derivado de la cocaína. En Paraguay, también es conocido como “chespi”.  Es el resultado de hervir clorhidrato de cocaína en una solución de bicarbonato de sodio y evaporar el agua.

    Según el sitio Las drogas.com, el crack es una onomatopeya que sugiere el ruido que hacen las piedras de esta droga al calentarse por la evaporación de la cocaína en base que contienen, al liberarse de la mezcla con el bicarbonato de sodio.

    Hace unos días el director del Centro Nacional de Control de Adicciones, Manuel Fresco advirtió que la adicción al crack es cada vez mayor en nuestro país y el problema de adicción se agrava ya que el mayor porcentaje de pacientes se concentra en la franja de jóvenes de entre 15 y 25 años.

    Los  jóvenes  son los que más consumen la mencionada droga, pero según el Centro Nacional de Control de Adicciones la gravedad reside en que muchos niños ya son adictos a esta droga.

    «La situación de consumo de drogas en el país se está agravando. La aparición del crack o cocaína fumable hizo que el problema de la drogadicción vaya agravándose radicalmente», sostuvo Fresco en una publicación del diario Última Hora la semana pasada.

    El Centro Nacional de Control de Adicciones, dependencia del Ministerio de Salud, está llevando a cabo hoy una jornada de actualización sobre drogas, ya que hoy constituye unos de los problemas a ser abordado desde la Salud Pública.

     

    ¿Cómo detectar si una persona cercana o un adolescente es consumidor?

    Lo principal es la comunicación en la familia.Los padres deben prestar la mayor atención a los adolescentes, a sus amigos, a su entorno y debe conversar con ellos. Muchas veces, el consumo de drogas empieza como una curiosidad y terminan convirtiéndose en adicción. Siempre, hablar es la forma de prevenir. Según el sitio Narconon.org algunos síntomas de consumo de crack son los siguientes:

    • La persona tiene siempre las pupilas dilatadas y la boca seca
    • Puede sudar mucho y tener poco apetito.
    • Está todo el tiempo inquieto y es posible que hable mucho. Tiene mucha energía y le cuesta dormir.
    • Si ya consume hace mucho tiempo, empieza a deprimirse y a menudo recurre al aislamiento, o bien, siempre está en una actitud defensiva y paranoica.
    • También, la persona puede  manifestar una falsa sensación de confianza y poder. Puede haber alucinaciones y confusión. 
    • El consumo excesivo en una sola vez de crack puede producir una psicosis, un estado de sobre-estimulación acompañado por paranoia y por una conducta compulsiva. Al final del periodo de consumo excesivo, la persona normalmente se hundirá, sufrirá cansancio, agitación, depresión y ansias intensas.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: