Cómo aliviar el miedo de los niños a entrar en quirófano

  • Preparar psicológicamente a los más pequeños y a su familia con dibujos, juegos y estrategias de afrontamiento mejora su forma de vivir una intervención quirúrgica y evita complicaciones asociadas al estado de ánimo.

    Compartir:

     

    Si ir al médico ya supone un mal trago para los más pequeños, una cirugía puede convertirse en algo devastador a nivel emocional. El estrés y la ansiedad que generan los hospitales, las batas blancas o las jeringuillas pueden afectar a su salud física y mental.

    Con el objetivo de prevenir, atenuar o disminuir este impacto negativo de la cirugía pediátrica surge la psicoprofilaxis quirúrgica pediátrica, una técnica que se ocupa de preparar emocionalmente al niño y a su familia para afrontar una intervención con la menor cantidad de secuelas psicológicas y físicas posibles, menciona EFE Salud.

    ¿Cuáles son los temores más frecuentes de los padres y de los niños?

    La psicoprofilaxis es un proceso de preparación previa a una operación que llevan a cabo de manera multidisciplinar los servicios de cirugía pediátrica, anestesiología, pediatría y psicología. Su objetivo es ayudar al niño y a su entorno familiar a gestionar sus temores, ansiedades y fantasías. Pero, ¿cuáles son?

    • Los temores más frecuentes de los padres tienen que ver con la anestesia, con el control de la propia ansiedad y con cómo acompañar a su hijo para atravesar esta situación lo mejor posible.
    • Los temores de los niños más pequeños se centran en la soledad y en la separación de sus padres.
    • Los temores de los niños más mayores están relacionados con la desnudez y el pudor, con los fallos en la anestesia y con el dolor.

    ¿Cómo funciona la psicoprofilaxis quirúrgica?

    Para preparar a los niños, se analiza su expresión mediante dibujos o juegos y el uso de cuentos o material audiovisual protagonizado por personajes infantiles que atraviesan satisfactoriamente un proceso quirúrgico. Dentro del juego y según la edad, se emplean muñecos a los que los niños, caracterizados como doctores, les intervienen o curan.

    Además, se les familiariza con elementos vinculados a la práctica quirúrgica tales como gorros, batas, máscaras quirúrgicas, cánulas, sueros, máscaras,.. y se les hace una visita guiada al quirófano con profesionales de la salud que les explican detalladamente el espacio..

    También han demostrado su utilidad las llamadas “estrategias de afrontamiento” tales como respiraciones profundas, auto-instrucciones (“todo va a salir bien”) y los pensamientos agradables en los que se visualizan escenas placenteras).

    Beneficios de esta técnica

    La psicoprofilaxis:

    • produce una disminución de la ansiedad en niños y padres,
    • aminora el estrés quirúrgico (menor frecuencia cardíaca y tensión arterial pre-anestésica en niños preparados),
    • facilita el despertar anestésico, la recuperación postoperatoria (ingesta, reposo, etc.),
    • acorta la estancia hospitalaria,
    • reduce la necesidad de analgésicos y
    • minimiza las “llamadas a las enfermeras” para que les atiendan.
    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: