Cirugía plástica en la mano para cambiar el destino

  • Atención a esta nueva tendencia en Asia: cirugía plástica en las palmas de la mano para modificar el destino de la persona operada.

    Compartir:

     

    Según publicó BBC Mundo, con mil dólares y solo 15 minutos de quirófano, cualquiera que crea en la quiromancia puede modificar las líneas de las manos a su antojo para así vivir más años, contraer matrimonio o tener más o menos hijos de los vaticinados.

    Un polémico médico japonés llamado Takaaki Matsuoka es el pionero en estas operaciones para añadir líneas en las palmas de las manos y de ese modo, según sus propias palabras, «cambiar la lectura del destino de algunas personas». Hasta el momento Matsuoka ha realizado unas 30 cirugías de este tipo.

    El procedimiento parece sencillo: con un láser, Matsuoka intenta dibujar unas líneas similares que se acomoden a las peticiones del cliente. Después, sólo hay que esperar un par de semanas para ver los resultados.

    Según el medio de comunicación que dio a conocer la historia, la mayoría de las consultas femeninas son para cambiar el rumbo de su vida frente al amor y al matrimonio.

    «Si no tienen una línea de matrimonio, significa que no se van a casar, así que mi trabajo es hacer una», dice el cirujano.

    Por su parte, los hombres se someten al tratamiento para tener dinero y éxito en los negocios.

    El problema al empezar con las cirugías es que Matsuoka no sabía nada sobre quiromancia, así que debió estudiar cómo trazar una línea de la vida o del amor que no resultara muy artificial.

    «Me tocó aprender cómo es una línea de matrimonio, dónde están ubicadas las de la fortuna y las del corazón. Fue todo un proceso», explicó.

    ¿Pero funciona? Según Matsuoka, este tipo de cirugías puede tener un efecto placebo.

    «Si las personas creen que quieren casarse y hacen este tipo de cosas, es muy posible que lo logren. Lo mismo con el dinero. No lo garantiza, pero el efecto en sus convicciones puede mejorar el futuro».

    La BBC le pidió a un quiromántico su opinión sobre este tipo de operaciones, y el hombre respondió: «Un corte o una herida accidental deja una vibración que de alguna manera afecta el futuro de una persona. Ahora, cuando lo hace de forma deliberada, no sabemos qué efecto pueda tener».

    Por su parte, para un cirujano plástico consultado por el medio, “pasar un láser por la palma de la mano es muy riesgoso, porque hay tendones que se pueden quemar y lastimar. Además que las líneas que están allí son imposibles de borrar. Hasta que no se presente en un evento científico a nivel mundial, es muy difícil poder hablar del tema. Sin embargo, no recomendamos para nada una operación que puede dejar una mano lastimada para siempre”.

    ¿Y vos? Si tuvieras la opción de cambiar tu destino con una cirugía plástica: ¿lo harías?

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: