Bublé, incómodo mirando jugar al ex de su mujer

  • La final del torneo de tenis más importante de la Argentina se vio teñida de glamour. Las figuras del espectáculo no se quisieron perder la oportunidad de ver a Rafael Nadal haciendo de las suyas. Bublé y Lopilato no fueron la excepción. 

    Compartir:

    El cantante canadiense y su esposa, la actriz argentina Luisana Lopilato, fueron dos de las estrellas que acudieron al evento. Sin embargo, no quedó claro si la rubia fue a ver al tenista español o a Juan «Pico» Mónaco, su ex, que también disputó la finalísima.

    En 2009, Mónaco se consagró campeón en el ATP de Buenos Aires. Por entonces, en las tribunas se encontraba su novia, Luisana Lopilato, a quien le dedicó la victoria y no dudó en tomar el micrófono para expresar delante de todo el público y bajo un sol sofocante: «Te amo».

    La final de este domingo fue muy distinta. No sólo porque el argentino perdió la definición ante Nadal, sino porque Lopilato se encontraba sentada junto a su esposo, el cantante Michael Bublé.

    La situación se vio bastante incómoda. Algunos gestos de Bublé resultaron llamativos. Sus expresiones faciales no reflejaban del todo la tranquilidad habitual, y no paraba de “espiar” de reojo a su mujer, como controlando sus reacciones ante el juego de Pico.

    Ella se portó bien; como si aquel jugador que corría y se esforzaba por conseguir el título nunca hubiera formado parte de su vida. O al menos, eso mostró por fuera.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: