Beneficios de hacer caminata

  • Conoce todas las enfermedades que previene.

    Compartir:

     

    La caminata no es solo para bajar de peso y tonificar los músculos. El efecto más importante que tiene es que ayuda a mejorar la salud y previene muchas enfermedades. Alcanzar 10.000 pasos al día al caminar, trotar o correr o una caminata de 40 minutos que cubra dos millas (3,2 km) es suficiente.

    Fíjate las razones importantes para hacer un “hábito diario de la caminata”

    Es importante porque ayuda a evitar la diabetes: el vínculo entre caminar rápidamente y una reducción importante del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. La resistencia a la insulina es una indicación del riesgo de esta enfermedad, aun en personas con niveles normales de glucosa.

    Mejora la actividad sexual: Sexo y ejercicio van mano a mano. En un estudio de mujeres entre 45 a 55 años de edad. Las que hacían ejercicio, incluyendo caminatas rápidas, reportaron no sólo tener más deseo sexual, sino también mayor satisfacción en la intimidad.

    Le puede ayudar a dejar los medicamentos: Datos del Estudio Nacional de Salud de Personas que realizan caminatas, incluyó a más de 30.000 mujeres y 7.000 hombres, encontraron que aquellos que hicieron caminatas semanales más largas, tenían más posibilidades de usar menos medicinas

    Puede ayudar a atenuar el dolor de la fibromialgia: Un estudio pequeño encontró que en mujeres de 32 a 70 años de edad, aquellas que caminaban 60 minutos, hacían ejercicio ligero y se estiraban tres veces por semana durante 18 semanas, reportaron mejorías importantes al caminar y en su capacidad mental, estaban menos cansadas y deprimidas.

    Ayuda a combatir el cáncer en los senos: Las mujeres que caminan regularmente después de ser diagnosticadas con cáncer en los senos, tienen más posibilidades de sobrevivir que aquellas que son inactivas.

    Reducen el riesgo de ataque cerebral: Caminar rápidamente por sólo 30 minutos, cinco veces por semana puede reducir de manera importante su riesgo de sufrir un ataque cerebral. De acuerdo a investigadores de la universidad del Sur de Carolina. Después de estudiar a 46.000 hombres y 15.000 mujeres por 18 años, aquellos que tenían niveles más altos de forma física asociada con caminar rápidamente, tenían 40 por ciento menos riesgo de sufrir un ataque cerebral que aquellos que tenían niveles más bajos de forma física.

    Le puede salvar su mente: Investigadores italianos reclutaron a 749 personas que sufrían de problemas de memoria en un estudio y midieron cuánto caminaban y otras actividades moderadas, como la jardinería. Después de cuatro años, encontraron que aquellos que gastaron más energía caminando tenían un 27 por ciento menos riesgo de desarrollar demencia que las personas que gastaron menos energía. Esto puede ser el resultado del papel que juega la actividad física en el aumento del flujo sanguíneo al cerebro.

    Le ahorra costos de gimnasio: En esta triste economía, la gente ha comenzado a cortar sus excesos, y esto incluye las idas al gimnasio. En una encuesta de la Asociación Americana del Corazón, una cuarta parte de las 1.000 personas entrevistadas habían cortado su membresía al gimnasio durante los últimos seis meses.

    Pero no importa dónde vivís, siempre hay un lugar donde caminar ya sea por el pavimento o el sendero natural y 150 minutos a la semana de caminar con una intensidad moderada le puede ayudar a manejar el estrés y prevenir las enfermedades al corazón. Caminar moderadamente equivale a un promedio de 100 pasos por minuto. Investigadores de la Universidad de San Diego sugieren usar un podómetro y tratar de alcanzar los 1.000 pasos en 10 minutos, hasta llegar a 3.000 pasos en 30 minutos.

    Artículo adaptado de saludparahoy.wordpress.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: