¡Bebés pueden quedar atrapados!

  • La firma Graco debe retirar del mercado cerca de 3,8 millones de asientos de seguridad.

    Compartir:

     

     

     

    Graco está retirando del mercado cerca de 3,8 millones de asientos de seguridad ya que los niños pueden quedar atrapados por las hebillas que no se puede desenganchar, informa el Hufftingtonpost. Según este sitio, la compañía ha provocado la ira de los reguladores federales de seguridad que dicen que el retiro debe incluir otros 1,8 millones de asientos de coche diseñado para bebés con orientación hacia atrás.

    El retiro cubre 11 modelos fabricados entre 2009 y 2013 por Graco Children Products Inc. de Atlanta. Es el cuarto asiento rseguridad vial.

    La agencia advirtió que el problema podría hacer que sea «difícil quitar al niño del sistema de retención, lo que aumenta el riesgo de lesiones en caso de un accidente de tráfico, incendio u otra emergencia”

    NHTSA también criticó Graco en una carta redactada con severidad, diciendo que el retiro no incluye siete modelos de asientos de coche infantiles con la misma hebilla. Tanto la empresa como la NHTSA han recibido quejas sobre hebillas pegadas en los asientos infantiles, dijo la agencia.

    «Algunos de estos consumidores no han tenido más remedio que recurrir a la medida extrema de cortar las correas del arnés para retirar a su hijo del asiento de seguridad», dijo la carta de la NHTSA.

    La agencia quiere que Graco identifique el número total de productos que potencialmente tienen el defecto y expliquen por qué debe excluirse los asientos infantiles del mercado. NHTSA, que comenzó a investigar las series en octubre de 2012, dijo que la investigación sigue abierta y que podría celebrar una audiencia pública.

    Graco, una división de la sede en Atlanta Newell Rubbermaid, dijo a The Associated Press que sus pruebas encontraron que los alimentos o bebidas en los asientos pueden hacer que las hebillas del arnés se vuelvan pegagosas y difíciles de utilizar.

    Los asientos con orientación trasera no están siendo retirados del mercado porque los bebés no reciben alimentos o bebidas en sus asientos, dijo la portavoz de Graco, Ashley Mowrey, pero la empresa enviará hebillas de reemplazo a los propietarios de las sillas con problemas.

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: