Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

Cuarentena en pareja

  • ¿La pandemia global y las relaciones van de la mano?

    Compartir:

    Quedate en casa, dijeron. No salgas de casa. ¿Por cuánto tiempo más? ¡No sabemos! Pero lo que sí es sabido es que la crisis actual en la que nos encontramos, la pandemia del COVID-19, ha obligado a muchas parejas a convivir bajo el mismo techo durante toda la cuarentena.

    Y esto implica vivir en un espacio reducido, donde muchas veces convive la pareja, los hijos y hasta los abuelos.

    Mudarse juntos puede ser un gran paso para cualquier relación, incluso si es por un período de tiempo temporal. Saltar a la convivencia sin hablar de los límites, la limpieza y más puede generar tensión en una relación, especialmente en circunstancias de tan alta intensidad.

    ¿La pandemia global y las relaciones van de la mano? Considerar si deseamos o no pasar una cantidad indefinida de tiempo con nuestra pareja puede ser una decisión difícil, especialmente si no hemos pasado mucho tiempo juntos antes.

    Es importante saber que el ser humano es un ser social, necesita de otros para sobrevivir desde su nacimiento y una de sus condiciones fundamentales es vivir en sociedad. Desde esa perspectiva, hacer frente al aislamiento junto a otros hace al sostén emocional y afectivo.

    La comunicación, como siempre en las relaciones saludables, parece ser clave en estas situaciones. Se trata de un factor extremadamente importante a considerar antes de decidir ponernos en cuarentena con alguien a largo plazo. Las cuarentenas pueden ser situaciones de alto estrés, por lo que las parejas que ya han experimentado problemas de comunicación deben considerar quedarse en sus propios hogares, en lugar de hacer base juntos, publica el portal Infobae.

    Consejos para tener una relación sana durante este periodo:

    1. No tomarse como algo personal que el otro necesite espacio

    En una situación normal todos tenemos algún momento de soledad en el día a día. Por ejemplo, yendo al trabajo, dando un paseo, en el gimnasio, etc. Esto no sucede durante la cuarentena, y puede afectar a nuestra salud mental.

    Disfrutar de nuestra autonomía es algo completamente necesario, y no podemos reprochar a nuestra pareja por querer satisfacer esa necesidad. Si un par de veces al día quiere irse a otra habitación a escuchar música, ver un video de YouTube o simplemente a desconectar en solitario, no te lo tomes como algo personal. No significa que te quiera menos o que esté enojada , simplemente es un ser humano.

    2. Evitar caer en la monotonía

    Es muy fácil pasarnos el día entero en pijama viendo series y películas o scrolleando en Instagram, pero la cuarentena también es una buena oportunidad para innovar en la relación. También es buen momento para distraerse con un juego de mesa o un videojuego.

    Eso sí, no todo es ocio. Debemos mantenernos activos, así que hacer deporte juntos puede ayudar a motivarnos mutuamente.

    3. El aislamiento no implica renunciar a la vida social

    Aunque ahora no debemos salir bajo ningún concepto, esto no significa que tengamos que renunciar a nuestra vida social. Podemos hablar mediante videollamada con nuestros amigos, reunirnos y compartir una copa de vino la distancia. En Japón esta práctica se ha popularizado a raíz del coronavirus y hasta le han puesto nombre: オン飲み, que significa “On-nomi” o, en inglés, online drinking.

    Es importante respetar e incluso fomentar la vida social de nuestra pareja.

    4. Disfrutar del sexo en pareja y en solitario

    Según algunos expertos, en enero del año que viene habrá un boom de recién nacidos. No hace falta ser matemático para hacer cuentas y entender lo que este dato supone.

    Al margen de embarazos y estadísticas, la cuarentena es un momento ideal para reforzar la intimidad y el sexo en pareja. Sin embargo, esto no significa que debamos dejar de lado el placer en solitario.

    5. Respetar los hobbies y manías del otro

    En estos momentos de crisis afloran las manías y los hobbies más extrañas. Es importante respetar, ceder y también decir de manera asertiva si algo nos molesta. Habrá cosas que el otro haga y que nos caigan mal justificadamente, y otras que te sacarán de quicio irracionalmente. Esto supone un trabajo de empatía enorme, pero que a la larga fortalecerá la relación.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios