Por esto envejeces más rápido en la era digital

  • El uso constante del móvil, la tablet o la computadora es lo que termina por dañar nuestra cutis. Te dejamos algunos consejos para evitar este daño a tu salud.

    Compartir:

    A donde vamos llevamos el celular con nosotros, es como si fuera una extensión de nuestro cuerpo. Y debemos admitir, con preocupación, que a cada rato estamos pendientes de este dispositivo móvil.

    Foto: mujerhoy.com

    Pero es muy importante que sepas, que la luz artificial que viene de los dispositivos electrónicos, luces led, lámparas fluorecentes, es nociva para la salud, en especial la de los ojos. Sin embargo, un estudio desarrollado por expertos de la Universidad Estatal de Oregón (EE.UU.) y publicado en la revista Aging and Mechanisms of Disease, sugiere que las longitudes de ondas azules producidas por los diodos emisores de luz dañan las células del cerebro y la retina.

    Al parecer, la luz azul artificial aumenta la síntesis de la melanina, que sube a las capas superficiales de la piel y la pigmenta, es decir, la broncea. Pero no en el sentido saludable que puede hacerlo el sol, menciona el portal argentino TN.

    Daños en la piel

    • Arrugas en el cuello y papada: Según los dermatólogos, se producen la rotura de las fibras de colágeno del cuello y la aparición de arrugas tempranas en la zona, así como la papada.
    • Aparecen las manchas:  ese calorcito que sentís la cara y en la oreja tras una conversación de dos horas te está advirtiendo que mantener una fuente de calor pegada a la piel durante un rato largo no es bueno. Ese recalentamiento puede favorecer la aparición de manchas al igual que lo hace la exposición al sol y la luz de la pantalla en la frente.
    • Acné a la vista: la zona en la que se apoya el celular, desde la oreja hasta casi la barbilla, acumula grasa y gérmenes que pueden provocar la aparición de granitos y empeorar el acné.Para evitarlo, limpia siempre el teléfono antes de hablar: sobre su superficie se deposita la grasa del rostro y de las manos, además de la suciedad que pueda haber en tu bolso, en tus manos o en cualquier superficie donde lo apoyes.
    • «Patas de gallo»: la letra pequeña y el brillo de la pantalla de los celulares a menudo nos hacen fruncir el ceño y forzar la delicada piel del contorno de ojos. Los expertos recomiendan bajar el brillo en las opciones del teléfono y elegir un tamaño mayor de letra para evitarlo.
    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: