¿Dijiste algo que no deberías haber dicho?

  • Si dijiste algo lamentable no te asustes. Nunca está demás unos consejos para revertir una impresión negativa.

    Compartir:

    By Myriam Raphael Chase

    Cuando tratamos de impresionar a alguien, siempre nos parece una buena idea decir una broma ingeniosa. ¿Pero qué pasa cuando el chiste no sale del modo que tenías planeado? Puede tener el efecto contrario.

    Si dijiste algo lamentable no te asustes. Te voy a aconsejar cómo revertir una impresión negativa. Después de una interacción incómoda o un desliz embarazoso, no hay mejor manera de componer las cosas que con una explicación o disculpa sincera. 

    Seguramente la persona con la que interactuaste podrá comprender el error y te agradecerá tus cándidas disculpas. Claro que es incómodo confesar los propios errores, pero te va servir como un gran paso hacia la construcción de tu credibilidad a largo plazo.

    ¿No encontrás las palabras adecuadas? Probá con esto: «Sonia, quiero disculparme por lo inapropiada que estuve en la reunión de esta mañana. Pensé que estaba siendo graciosa, pero me doy cuenta de que algunos de mis comentarios no fueron ubicados».

    A veces, una mala impresión es una mala impresión, y ninguna cantidad de excusas, explicaciones, o estrategias pueden revertir esto.

    En estas situaciones raras pero dolorosamente incómodas, la mejor manera de volver a tener un buen relacionamiento con un colega es simplemente mejorar en el futuro.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: