¿Tenés una entrevista laboral?

  • Consejos para dar una buena impresión de vos misma con tu look

    Compartir:

     

    Sin duda alguna una entrevista de trabajo es un evento formal. La imagen habla mucho de uno y por eso es fundamental cuidar tu aspecto personal y el vestuario que decidas ponerte para ese día.

     

    Foto: Doravera

    Foto: Doravera

     

    Lo que te pongas debe destacar que sos toda una profesional, una persona fiable y confiada, con todas las ganas para empezar en un nuevo trabajo.

    Foto: www.secretariaevento.es

    Foto: www.secretariaevento.es

     

    Leé los consejos que debes de tener en cuenta

    • Tené en cuenta la imagen de la empresa y, en lo posible, vestite de acuerdo a ella.
    • Los diseños que llamen la atención, como los escotes exagerados, los brillos, transparencias, y las prendas muy cortas ¡Evitálos!
    • Que vistas bien no significa que vayas de traje, más bien podés optar por un blazer de un color más vivo con un pantalón o pollera en un color básico.
    • Pero si querés usar traje, asegúrate que te quede bien, ni muy suelto ni muy ajustado.
    • Recordá que los colores más apropiados son los tonos básicos, más conservadores; el azul, color de la calma y la empatía, es bueno para combinar; el blanco, elegante y neutro; el verde azulado, una buena elección; tiene suficiente azul para resultar vistoso y serio al mismo tiempo. Cuidado con el color negro, porque suele quedar demasiado serio. Si lo elegís, lo mejor es llevar una blusa o camisa de otro tono para suavizar la apariencia.
    • Ni se te ocurra llevar sandalias, tipo ojotas, sandalias con demasiado taco o un calzado con una excesiva plataforma, es muy informal.
    • Los pantalones capri tampoco son adecuados para una entrevista.
    • Cuidado con el exceso de maquillaje; lo mejor es un aspecto natural.
    • Sé discreta con tu bijouterie o con las joyas. No lleves nada ruidoso, pulseras con dijes o cascabeles. Con un anillo en cada mano, un reloj y unos aros discretos ya es suficiente.
    • Si querés optar por las medias, tené cuidado si se usas medias de nylon, ya que si se llegarán a correr quedarían muy desprolijas. Por las dudas llevá un par de recambio.
    • Los complementos: es mejor optar por una cartera-bolso discreta pero con estilo, antes que los modelos impresos o con estampas demasiado llamativas.
    • Evitá las chaquetas tipo parkas, las de cuero y las camperas de jean; son demasiado deportivas.
    • Cuidado con los perfumes muy fuertes.
    • Evitá las uñas largas, postizas y los esmaltes de colores fuertes. Lo mejor es usar tonos neutros.
    • Si tenés el pelo largo, consideren la posibilidad de recogerlo. La cara debe estar despejada. Si se usan accesorios para el pelo, deben ser sencillos y no sacar el foco de atención de la cara.
    • Para una segunda entrevista, se debe cambiar la apariencia del vestuario elegido, cambiando el color de la camisa, del calzado y la cartera, por ejemplo.

    Nunca hay una segunda oportunidad para una primera Impresión. La primera impresión es determinante.

    Siempre debés estar segura de todas tus virtudes, exteriores e interiores. El truco está en que te muestres tal como sos, pero procurando transmitir una imagen elegante y profesional.

     

    Fuente: www.revistaohlala.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: