Courrèges, regreso del futuro

  • La casa que popularizó la minifalda, el vinilo fluorescente, el mono corto o las botas planas de media caña ha regresado al futuro. La emblemática firma Courrèges vuelve reinterpretada por un dúo de jóvenes franceses, Arnaud Vaillant y Sebatien Meyer, bajo la marca André Courrèges.

    Compartir:

    Los looks que se han visto sobre la pasarela de la Semana de la Moda de París rezuman futurismo, son casi reediciones que se plasman tanto en los tejidos como en las creaciones.

    Los veinteañeros diseñadores demuestran confianza para navegar por un legado que sigue siendo la prueba del espíritu visionario de la marca, que concibió a partir de 1961 una estética basada en líneas puras y sobrias que revolucionó la moda de la época con sus minifaldas y un estilo futurista.

    Foto: EFE

    Foto: EFE

    Vaillant y Meyer, que se dieron a conocer por su trabajo para Coperni, han presentado una colección con versiones de la pieza icónica, la minifalda, con abotonaduras laterales o frontales, en cuero troquelado, charol cuarteado o pieles metalizadas.

    El nuevo dúo de diseñadores ha recuperado el clásico jersey de cuello a la caja con las iniciales de la marca vistas, como antaño, y lo ha versionado en bodys cubiertos por faldas, pantalones tobilleros o por camisas holgadas de tirantes. www.senpaisquad.net

    Foto: EFE

    Foto: EFE

    Los directores creativos de André Courrèges también apostaron por chaquetas rectas, de manga francesa, en tejidos tecnológicos y brillantes de distintos colores que llevaban y traían a las modelos, en un ida y vuelta al futuro.

    El poder de la marca
    Courrèges es la última marca en experimentar un renacimiento gracias al interés de los inversores por rescatar firmas históricas. Jacques Bungert y Frédéric Torloting, dos publicistas franceses, son los actuales dueños de la casa.

    Foto: EFE

    Foto: EFE

    Con el nonagenario Andrés Courrèges enfermo de parkinson, quien cumplirá 91 años el próximo marzo, el renacer de la casa francesa se debe al interés de Coqueline, esposa de André Courrèges, de 79 años, quien ha recuperado las licencias cedidas en los ochenta y ha encontrado inversores que crean en el potencial de la firma.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: