Cómo combinar grises y blancos

  • El outfit de street style de hoy es muy veraniego y se adapta a cualquier mujer. La propuesta es bien simple pero efectiva. Combinar grises y blancos.

    Compartir:

     

    El secreto de la elegancia está concentrado en dos puntos fundamentales: combinar y disimular (los posibles defectos). No es fácil muchas veces combinar prendas de nuestro vestuario, por lo que siempre es aconsejable, a la hora de comprar, revisar nuestro guardarropas para darnos una idea de los tejidos, colores y estampados con los que contamos.

    Hay que procurar comprar prendas que nos gusten, pero también que se puedan aprovechar para combinar con otras prendas de nuestro guardarropas, para sacarles más provecho y poder jugar con más combinaciones distintas, partiendo de la base de las mismas prendas.

    La combinación del blanco con el gris es sumamente elegante y discreto por lo que podés usarlos tanto para ir a la oficina como para un hermoso vestido de noche.

    Foto: Uploaded by user

    Foto: Uploaded by user

    Blanco.

    El color blanco, teóricamente combina con el resto de colores -tanto fríos como cálidos-, aunque no es conveniente tratar de combinarlo con colores claros del resto de la gama (un amarillo muy pálido o un verde muy claro, por ejemplo). Para un vestido o traje solo suele ser apropiado para mujeres, o caballeros en ambientes tropicales. Como color claro que es, hace la figura algo más gruesa.

    Gris.

    Combina bastante bien con casi todos los colores, como el negro, azul y tonos de rojo (burdeos, granate, etc). También combina con tonos de verdes y algunos marrones. Armoniza muy bien con distintos tonos de su propio color, el gris. Es serio, discreto y elegante. En función del tono puede hacernos más delgado (gris marengo, por ejemplo) o ser bastante neutro un gris claro.

    Foto:  lushlybridal.wordpress.com

    Foto:
    lushlybridal.wordpress.com

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: